CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

“I’m Taking Off”, el álbum que redefinió a Nick Carter

Por Marysabel E. Huston-Crespo

Por Marysabel Huston-Crespo

Nashville, Estados Unidos (CNNMéxico) — Sus 20 años en el negocio de la música, miles de discos vendidos con los Backstreet Boys, uno de los grupos más exitosos en todo el mundo y un disco como solista, definen la identidad musical de Nick Carter.

Lograr la evolución musical no ha sido fácil para el cantante. Pasarían ocho años desde su primer álbum como solista para que Nick se sintiera preparado para presentar I’m Taking Off. Sus compromisos con los Backstreet Boys, y situaciones personales, le habían impedido enfocarse plenamente en una producción que representara su evolución.

“El álbum fue muy bien pensado”, explica el cantante a CNNMéxico, en una entrevista realizada durante el primer concierto de su gira en Nashville, Tennessee, Estados Unidos.

“Realmente no estaba preparado (…) Tuve que aprender muchas cosas sobre mí mismo desde mi primer álbum”, comenta el cantante.

En su segundo álbum, Nick no solo aporta su voz, el reto del cantante fue involucrarse 100% en su disco: coescribió las once canciones, y eligió personalmente al encargado de las fotografías que se usarían en la carátula del disco.

“Cuando tenía 20, 21 años, realmente no tenía las herramientas para hacer todo esto y ahora las tengo, estoy feliz por eso”, explica Carter.

Nick cosechó los resultados de su esfuerzo y dedicación. I’m Taking Off salió a la venta el 2 de febrero del 2011 en Japón y a semanas de su lanzamiento se convirtió en el octavo álbum más vendido en ese país con más de 20,000 copias. Semanas más tarde, el disco estuvo disponible en Canadá y Estados Unidos a través de la tienda iTunes.

Ha recorrido tres países Japón, Canadá y Estados Unidos con su gira. Al preguntarle sobre la posibilidad de llevar el tour a América Latina, Nick confesó que quiere dirigirse a la región, pero para que esto sea posible, “las fanáticas deben contactar a los promotores locales (…) envíen correos electrónicos, tuits, griten lo más alto posible y serán escuchadas”.

Help Me, su catarsis

En 2002, Now or Never marcó el debut de Carter como solista. Su lanzamiento fue la catarsis que el backstreet boy necesitaba, el vehículo para “gritarle” al mundo sus frustraciones. El cantante explicó durante una entrevista con la página Clizbeats.com que el álbum, más que música, fue una terapia personal.

Además de la su evolución musical, Nick Carter hizo cambios importantes a su vida.

En la primavera del 2008, luego de sentir molestias en su pecho durante la gira de los Backstreet Boys en Europa, los médicos descubrieron que Carter sufría de una miocardiopatía dilatada, una afección que debilita el músculo del corazón e inhibe el bombeo de sangre de forma eficiente.

Durante una década el más joven de los BSB enfrentó problemas de adicción a las drogas y al alcohol.

En una entrevista con la revista People en el 2009, Nick admitió que el diagnóstico lo llevo a pensar en su mortalidad.

“No quiero ser esa clase de persona de la que lees y piensas, ‘que triste que él no pudo controlarse y causó su propia muerte’”, dijo el artista a la publicación.

Desde ese entonces, Nick dio un completo giro a su vida. Logró perder más de 30 kilogramos, el alcohol y las drogas no son parte de su rutina y el gimnasio se ha convertido en uno de sus pasatiempos favoritos.

Este estilo de vida, asegura el cantante, le inspiró para crear junto a su novia, Lauren Kitt, la página KittFit.com, un sitio web dedicado al ejercicio y la condición física.

El séptimo arte, su otra pasión

Una de las etapas desconocidas de Nick Carter es la de director y productor de películas de terror y suspenso.

El cantante tiene dos cortometrajes en su repertorio cinematográfico, uno de ellos, The Pendant. Actualmente produce una cinta de terror que espera estrenar en Estados Unidos, aún no se ha definido la fecha de lanzamiento.

Los intereses del artista van más allá de los micrófonos, cámaras y escenarios. En el 2007, Carter fue designado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) como Embajador Especial para el Año del Delfín, su pasión por el medio ambiente y en especial por los océanos hicieron posible este reconocimiento.

Nick trabajó con la UNEP, ha participado en causas relacionadas a la contaminación global en Capitol Hill, y recientemente, vendió sus Nick Dirty Kicks, un par de tenis firmados por cada uno de los miembros de los Backstreet Boys y de los New Kids on the Block en la página de subastas en línea Ebay.

Los 16,000 dólares obtenidos los donó a la organización Global Green, la cual incentiva un cambio global destinado a un futuro sostenible y seguro, reconectando a la humanidad con el medio ambiente.

Los Backstreet están de vuelta

Sus proyectos en solitario no interfieren con su trabajo con los Backstreet Boys. Nick detalla que en las próximas semanas la banda iniciará la grabación de su octavo disco.

“Vamos a comenzar a escribir y a grabar en febrero, marzo y abril, luego estaremos de gira con NKTOBSB, la cual comenzará en abril y durará unos meses (…) Y hacia final de año tendremos un nuevo álbum”, explica el cantante.

NKOTBSB es un proyecto entre los Backstreet Boys y los New Kids on the Block, las dos boybands que causaron revuelo internacionalmente en la década de los años 80 y 90. Los nueve integrantes se reunieron en el 2009, poco después decidieron grabar un álbum con una recopilación de sus éxitos junto a dos canciones en conjunto: Don’t Turn The Lights Out y All In My Head.

El grupo realizó 53 presentaciones en Estados Unidos y Canadá, y en abril llevarán su gira a Europa en donde realizarán 19 conciertos. Después darán 6 presentaciones en Australia y uno en Indonesia.

Sigue a Marysabel Huston-Crespo en Twitter:

Más noticias de Tecnología en CNNMéxico.com