CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Los países árabes y la ONU discuten crear una fuerza de paz para Siria

Por CNN en Español

(CNN) — Los representantes de diversas naciones reunidos en Túnez en la conferencia de los Amigos de Siria planean aprobar la creación de una fuerza de paz entre las Naciones Unidas y los países árabes después de que la violencia termine en Siria, dijo una fuente diplomática a CNN.

Durante la reunión también buscan trazar un plan de entrega de ayuda humanitaria y dar legitimidad política a la oposición en Siria, en tanto las naciones árabes han comenzado a suministrar armas a los rebeldes sirios, dijeron fuentes a CNN.

Las posturas diplomáticas siguen los reclamos de la oposición de que las fuerzas del presidente sirio Bachar al-Asad están emulando en algún sitio del país los bombardeos contra la ciudad sitiada de Homs, que han dejado cientos de muertos.

Al menos 13 personas murieron este viernes en Homs, durante el día 21 de bombardeos consecutivos en esa ciudad, de acuerdo al grupo opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Más de 100 personas murieron el jueves, entre ellos 14 niños y un soldado que se negó a abrir fuego contra civiles, de acuerdo con los Comités de Coordinación Local de Siria, una amplia red de grupos de la oposición que ha documentado los actos de violencia del gobierno.

Fuentes diplomáticas dijeron a CNN la noche del jueves que diversas naciones árabes están suministrando armas al ejército rebelde y las milicias de oposición en Siria.

Las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, no identificaron a los países.

Sin embargo hay diversas posibilidades, empezando por Turquía y las naciones pertenecientes a la Liga Árabe que han condenado, por casi un año, la brutal represión de al-Asad a la oposición que pide el fin de su régimen.

Los Amigos de Siria en Túnez —cuna del movimiento de la Primavera Árabe— esperan que más de 70 países, incluyendo Estados Unidos y los países miembros de la Unión Europea y la Liga Árabe los apoyen.

Este es un grupo que surgió por la incapacidad del Consejo de Seguridad de la ONU para adoptar una resolución que condene la violencia y trazar un plan para que al-Asad transfiera el poder.

Rusia y China no están participando en la reunión de Túnez. Ambos países vetaron la resolución de las Naciones Unidas.

Este jueves, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, previó que la oposición va a encontrar fuentes que estén dispuestas a suministrar municiones para hacer frente a la embestida del gobierno sirio, acusado de miles de muertes.

“Van a encontrar en algún lugar, de alguna forma los medios para defenderse, así como iniciar medidas ofensivas y la presión se basará en Rusia y China. La opinión mundial no va a permanecer de brazos cruzados”, dijo.

Los acontecimientos diplomáticos llegan en un momento crítico en Siria, los activistas de la oposición describen las condiciones que se viven como terribles, por la falta de suministros médicos, la escasez de alimentos, agua y por el número creciente de muertos.