CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

EE.UU. limita las normas para detener a sospechosos de terrorismo

Por CNN en Español

WASHINGTON (CNN) — El gobierno de Barack Obama emitió el martes por la noche nuevas regulaciones que le permiten al presidente limitar los casos en los que presuntos vinculados con Al-Qaeda pueden ser entregados a tribunales militares para un juicio.

Luego de una intensa batalla política en diciembre, el Congreso alcanzó el acuerdo con la Casa Blanca, que permite no entregar a sospechosos en aras de la seguridad nacional.

La nueva directiva emitida por la Casa Blanca dada a conocer por el Departamento de Justicia afirma que Obama y su equipo de seguridad debe de tener flexibilidad para confrontar una “amenaza diversa y cambiante”.

“Un requerimiento rígido, inflexible para poner a supuestos terroristas en manos del Ejército podría minar los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, comprometer nuestra habilidad para colectar inteligencia y para incapacitar a criminales peligrosos”, dice la directiva.

El documento presidencial enlista varios casos de sospechosos acusados de pertenecer a Al-Qaeda o grupos asociados en los que se renuncia a la exigencia de transferirlos a custodia militar:

  • Casos en los que la custodia militar impida la cooperación antiterrorista.
  • Casos en los que un gobierno extranjero indique que no extraditará o transferirá sospechosos a custodia militar de Estados Unidos.
  • Individuos que son residentes permanentes en Estados Unidos, arrestados dentro del país.
  • Individuos arrestados por agentes federales en Estados Unidos bajo otros cargos de terrorismo.
  • Individuos arrestados por agencias estatales o locales de seguridad y entonces transferidos a custodia federal.
  • Casos en los que transferir a un individuo a custodia militar interferiría con los esfuerzos para asegurar su cooperación o confesión.
  • Casos en los que la custodia militar podría interferir con los esfuerzos de realizar juicios conjuntos con otros acusados no elegibles para custodia militar.

La directiva presidencial concluye diciendo que aun cuando el sospechoso de terrorismo sea mantenido en custodia militar, el individuo puede ser regresado a custodia policial para un juicio.

Las nuevas reglas tendrán todo el apoyo del FBI y otras agencias de inteligencias, que han cabildeado para lograr las excepciones.