CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Túnez ofrece asilo al presidente de Siria como salida al conflicto

Por CNN en Español

(CNN) — El gobierno de Túnez está dispuesto a ofrecer asilo al gobernante sirio Bashar Assad como parte de una solución negociada para poder fin al conflicto en Siria, dijo el presidente Moncef Mrazouki, según el anuncio publicado en Internet por un diario del país.

Entre tanto, un funcionario de la ONU respaldó lo que activistas sirios han defendido por meses: que el bombardeo indiscriminado por los tanques del gobierno y el fuego de cohetes sirios han contribuido con «más de 7.500 muertes».

Naciones Unidas tiene informes fidedignos de que «la cifra de muertos supera ahora los 100 civiles al día, incluyendo a mujeres y niños», dijo Lynn Pascoe, subsecretario general para Asuntos Políticos de la organización.

El número citado por Pascoe aún es inferior a las 9.000 víctimas reportadas por la oposición.

Al menos 104 personas murieron en Siria el martes, dijeron los Comités de Coordinación Local, una red de activistas opositores.

La cifra incluye 50 muertes en el bastión rebelde de Homs, que ha sido golpeado por las fuerzas del gobierno durante más de tres semanas. En tanto, 35 personas murieron en los suburbios de Hama, donde cientos resultaron heridos en el quinto día de bombardeos.

CNN y otros medios de comunicación no pueden verificar independientemente los informes de la oposición o del gobierno debido a que Siria ha limitado el acceso a los periodistas extranjeros al país.

La mayoría de los informes indican que las fuerzas del gobierno asesinan a los ciudadanos, en un intento por eliminar a los civiles que buscan el derrocamiento del presidente Bachar al Asad.

Además de las crecientes bajas, cerca de 25,000 personas se han registrado como refugiados en países vecinos y hay entre 100.000 y 200.000 desplazados en Siria, dijo Pascoe.

Al Asad, en el poder desde el 2000, rechaza dimitir, a pesar de las presiones de la oposición siria y de los líderes internacionales.

Pero Túnez, que catapultó la Primavera Árabe al ser primer país de la región en derrocar a un gobernante, ofreció asilo al presidente de Siria.

El presidente tunecino, Moncef Marzouki dijo que «cerrar todas las salidas frente al régimen sirio empeoraría su brutalidad contra la revolución del fraternal pueblo de siria, consecuentemente, la posibilidad de causar miles de víctimas más», según un reporte de la agencia de noticias estatal TAP.

«Si la salida del presidente sirio a otro país, incluido Túnez, ayuda a lograr una solución a la crisis política en Siria, Túnez estará dispuesto a prestar su ayuda», dijo Marzouki, de acuerdo la agencia la estatal de noticias tunecina TAP.

Otros líderes mundiales indican que lograr que Al Asad dimita conllevaría ciertas limitaciones internacionales

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo al Senado que el Comité de Asignaciones de Al Asad podría ser juzgado por crímenes de guerra.

«Creo que la gente ha hecho su propuesta, pero también creo por amplia experiencia que podría complicar la solución a una difícil y compleja situación porque limita la opción de persuadir a líderes quizá, de salirse del poder», dijo Clinton este martes.

Pero la presión al régimen sirio aumentó este martes, cuando el Consejo de Derechos Humanos de la ONU se reunió para discutir un reporte que indica que funcionarios del gobierno sirio son responsables por «crímenes contra la humanidad».

La comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, dijo que su oficina recibió «reportes perturbadores de una situación de derechos humanos y humanitaria que se deteriora rápidamente. Posteriores reportes indican que las fuerzas militares y de seguridad siria han lanzado campañas de arrestos masivos, arbitrariamente deteniendo a miles de manifestantes, así como activistas y otros sospechosos de actividades antigobierno».

Las ciudades de Hama y Homs han resistido la violencia, dijo. Durante los bloqueos del gobierno, los residentes no pueden acceder a alimentos, agua o suministros médicos.

Activistas de la oposición y residentes de Homs han dicho que los heridos por los bombardeos del régimen no pueden acudir a hospitales porque éstos han sido dañados por ataques o tomados por las fuerzas del gobierno. Algunos han muerto aunque no tenían lesiones graves, dijo.