(CNN) — Nuevos videos de zonas conflictivas en Homs señalan el surgimiento de una ola de asesinatos por parte del Ejército sirio en un ataque contra el vecindario de Baba Amr.

Activistas entregaron a CNN imágenes que muestran los cuerpos de 17 supuestos civiles muertos y que fueron descubiertos el pasado 29 de febrero en lugares cercanos a Baba Amr, tras un asalto ocurrido en ese vecindario.

La mayor parte del video es demasiado gráfico como para mostrarlo, pero un análisis del mismo muestra que hay al menos 12 cadáveres.

En una imagen se observan cuerpos apilados en la parte trasera de un vehículo cubiertos con sábanas. Sobre los cadáveres cae nieve mientras se escucha el lamento de personas que dicen “no hay Dios excepto Dios”. Luego, el hombre que está tomando la imagen dice: “Estas son víctimas de la masacre de la Shabiha (la milicia), familias enteras sacrificadas por las fuerzas de Assad”, dice en referencia al presidente Bachar al-Asad.

Varias de las víctimas parecen haber recibido balazos en la cabeza, y algunos muestran heridas en el rostro y otras partes del cuerpo. Al menos una de las víctimas parece tener los brazos atados con tela de color rojo.

Activistas del grupo Avaaz dieron los nombres de 17 de las víctimas y dijo que estaban confirmados. Al menos seis hombres pertenecían a la misma familia, según Sabouh.

En otro video, la cámara hacer un paneo de cinco cuerpos envueltos en mortajas mientras alguien fuera de la imagen lee sus nombres.

Un tercer video muestra a una mujer que grita “pongan fin a Bachar”, mientras otras personas tratan de consolarla antes de que ella caiga al suelo. Los activistas que entregaron el video dijeron que la mujer era la madre de una de las víctimas, Mahmoud al-Zoubi, y que acababa de ver el cadáver.

No está claro cómo consiguieron los activistas grabar los cuerpos. Miembros opositores dicen que cada vez es más difícil tomar videos y obtener información de la ciudad sitiada. La conexión a internet falla la mayor parte del tiempo por lo que los activistas arriesgan su vida para mostrar lo que sucede.

“Son civiles de Baba Amr asesinados hace dos días, y hoy finalmente llegan sus fotos”, dice Rania Kisar, miembro de la Comisión General de la Revolución Siria (SRGC, por sus siglos en inglés), con sede en Chicago.

Los activistas insisten en que es solo una masacre entre muchas. Y aseguran que esperan que más videos salgan a la luz.

“Homs es la capital de la resistencia. Baba Amr es un punto estratégico en Homs porque da al Ejército Libre de Siria la libertad de realizar sus operaciones, acceso a otros vecindarios y lanzar ataques contra el régimen”, dijo Osamah, director de medios de de la SRGC, y quien prefiere no ser identificado con su nombre completo por razones de seguridad.

Residentes de Homs cuentan historias angustiantes sobre comida, combustible, cortes de electricidad durante el intenso inverno así como vecindarios sitiados por francotiradores que disparan desde los techos.

Otro activista sirio contactado por CNN ofreció más detalles sobre los videos.

Dijo que la familia Sabouh eran campesinos locales del área conocida como Aysoon, donde muchas de las fuerzas armadas estaban estacionadas y donde hay artillería y lanzacohetes desplegados.

Citó a testigos según los cuales la Shabiha y las fuerzas armadas entraron a la zona y abrieron fuego contra los residentes. Mataron a seis hombres de la familia Sabouh, y cuando otros vecinos llegaron para ayudarlos también murieron.

El incidente ocurrió mientras muchos de los rebeldes del Ejército Libre Sirio abandonaron el vecindario de Baba Amr, en Homs, y mientras los residentes intentaban huir a la ciudad.

CNN no puede confirmar de forma independiente los detalles de estas muertes porque el gobierno ha restringido el acceso al país a los periodistas extranjeros.

Las Naciones Unidas calculan que más de 7.500 personas han muerto, mientras que activistas cifran en 9.000 las víctimas del conflicto. El gobierno sirio sostiene que más de 2.000 integrantes de sus fuerzas armadas han muerto.