Observadores internacionales reportan irregularidades en elección presidencial rusa

MOSCÚ (CNN) — Observadores internacionales criticaron la elección presidencial rusa este lunes, al afirmar que “la clave de una elección es que el resultado debe ser incierto”, lo cual “no fue el caso en Rusia”.

El primer ministro Vladimir Putin ganó la elección rusa de este domingo, y regresa al cargo que dejó, obligado por términos legales, hace cuatro años.

Pero integrantes de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) expresaron decepción y frustración con la forma en la que Putin ganó.

Dijeron que observadores registraron relleno de urnas y otras irregularidades en cerca de un tercio de los centros de votación que monitorearon, y un campo de juego desigual en el transcurso de la campaña.

Sonando a veces exasperados, Tiny Kox, del Consejo de Europa, urgió a Rusia a “tener elecciones justas”, y dijo que “no es tan difícil”.

La embajadora de la OSCE, Heidi Tagliavini, fue particularmente crítica por irregularidades en el conteo de votos, porque “lo que importa en una elección es el conteo”, dijo.

La embajadora declinó decir si las irregularidades afectaron el resultado del voto, una victoria aplastante de Putin frente a los estándares internacionales, si no frente a los rusos.

Tagliavini eligió mejoras como cámaras web en los centros de votación, y urnas transparentes, así como “la movilización masiva de la sociedad civil en demanda de elecciones justas”.

Putin llamó a la unidad este domingo por la noche, y afirmó que ganó “una pelea abierta y honesta”.

Pero el campeón de ajedrez Garry Kasparov acusó a los seguidores de Putin de “fraude masivo”, al llevar a los centros de votación a votantes adicionales.

Con más de dos tercios de la votación reportada esta madrugada, Putin llevaba una ventaja de casi 4 a 1 contra su principal rival. Su margen de victoria fue más pequeña que en 2004, la última vez que se presentó a la presidencia, pero está muy por encima del 50% que necesita para evitar una segunda vuelta.

El exagente de la KGB, de 59 años, fue dos veces presidente de Rusia antes de que por términos legales fuera forzado a dejar el cargo en 2008. Putin siguió en el poder como primer ministro bajo la presidencia de su sucesor, Dmitry Medvedev, y continuó dominando en la política rusa.

Con más del 68% de los votos contados, Putin tenía poco menos del 65% del voto en una contienda de cinco candidatos. Su más cercano competidor, el líder comunista Gennady Zyuganov, tenía poro más de 17% de los votos, y los otros tres restantes, incluyendo el millonario Mikhail Prokhorov, dueño de los Nets de Nueva Jersey, tenían menos del 10% de la votación.

Figuras de la oposición dijeron que planean continuar con las manifestaciones a partir de este lunes, impulsadas por nuevas quejas sobre los resultados del domingo.

Kasparov, que fue observador de casilla en su vecindario de Moscú, dijo que los simpatizantes de Putin “simplemente agregaron nuevos votantes a las listas utilizando listas suplementarias”.

“En un centro de votación, el número de votantes adicionales excedió el número de votantes registrados”, dijo.