CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN en Español

Divorcio: Aprendiendo a vivir con una sola entrada de dinero

Por cnninvitationsaccount

(Revista MONEY) —  El año 2011 fue un año de acontecimientos para June Shin. Se divorció de su esposo de 11 años y en el acuerdo tuvo que dar casi la mitad de su plan de retiro 401(k) y parte de sus acciones de la compañía para la que trabaja.

También tuvo que vender la casa de 5 habitaciones en donde vivió con su familia durante nueve años; y utilizar la mitad de los 150,000 dólares de las ganancias de la venta para pagar deudas. Luego de todo esto, June alquiló una casa para ella y sus tres hijos, de 6, 9 y 11 años respectivamente, de quienes tiene la custodia parcial.

«Básicamente estoy empezando de nuevo, en lo personal y en lo económico», dijo Shin, de 40 años, quien se desempeña como gerente de negocios de una compañía grande.

Pero no es tan así desde el punto de vista financiero. Shin todavía tiene 102.000 dólares en su plan de retiro 401 (k), además, está ahorrando un 10% de su salario de $ 97.000 en su plan y $ 400 al mes en el banco. Pero ahora, que vive con un solo ingreso, se pregunta si podrá ahorrar lo suficiente para volver a su plan de tener suficiente dinero para jubilarse. Y también se plantea si debería comprar una casa.

Las asesoras financieras Heidi Davis, de Bellevue, Washington, y Peggy Cabaniss de Lafayette, California, tienen algunas respuestas para June.

TRES SOLUCIONES

Seguir el dinero

«Lo mejor que cualquier padre o madre recién divorciado puede hacer es estabilizarse», dice Cabaniss. Y le recomienda a Shin hacer un análisis exhaustivo de sus flujos de efectivo, usando un programa como Quicken, por ejemplo, para ver dónde van sus $ 5.000 mensuales del salario y también para identificar maneras de ahorrar algo de ese dinero.

Reprogramar la jubilación

Shin había planeado retirarse a los 60 años. Pero con su plan 401(k) a la mitad, ahora tendría que destinar 30.000 dólares al año para llegar a esa meta. Una opción más realista, dice Cabaniss, sería aumentar su contribución a por lo menos 13% y extender los años de trabajo y jubilarse a los 65 años.
Las asesoras también coinciden en que Shin debería tener sus inversiones mejor diversificadas. Su cartera actualmente es de 100% en acciones. Cabaniss sugiere que Shin debería poner el 35% de su 401(k) en un fondo de bonos y 65% en un fondo de acciones. También debería liquidar acciones de la compañía en forma sistemática, y utilizar esas ganancias para financiar su Cuenta de Retiro Individual o IRA (por su sigla en inglés) y el ahorro para la universidad de sus hijos.

Mantener el alquiler – por ahora
Un pago por adelantado de 20% (lo que se conoce como down payment en inglés) para una casa de cuatro dormitorios en la zona, está por arriba de los 100,000 dólares. Shin tiene $ 24.000 en ahorros (en efectivo) y ese dinero debería reservarse para casos de emergencia.

Como una madre divorciada a cargo de cuatro personas, Shin debería aspirar a tener un colchón de hasta nueve meses de gastos (unos US$ 45.000). Después de alcanzar esa meta podría comenzar a pensar en un anticipo, si se decide a comprar una propiedad.

Además, dice Davis, «hay tantos cambios y tantas tensiones y estrés en torno a un divorcio, que a veces es recomendable quedarse quieto por un rato”.

¿Adónde está parada?

ACTIVOS TOTALES: $ 171.000
401(k) cuenta de retiro: $ 102.000
Acciones de la Compañía: $ 27.300
Cuenta de ahorro: $ 24.000
Ahorro para el colegio de los hijos: $ 15.300
Roth IRA (cuenta de retiro individual): $ 2.500

PASIVOS TOTALES: $ 31.800
Préstamo del  coche: $ 26.000
Deuda de la tarjeta de crédito: $ 5.800