(CNNenEspañol.com) – El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este miércoles que el gobierno de Irán no podrá usar sus alianzas en América Latina para amenazar la seguridad en occidente.

“Tenemos la capacidad de impedir esto”, aseguró Biden en entrevista con CNN en Español.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad visitó cuatro países latinoamericanos a comienzos de este año en búsqueda de apoyo para tratar de disminuir las sanciones mundiales por los avances del programa nuclear iraní.

En una audiencia en febrero, la presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos indicó sentirse muy preocupada por los lazos iraníes con líderes como el mandatario venezolano Hugo Chávez.

“Estas alianzas pueden representar una amenaza ya que les darían a Irán directamente – a través del Cuerpo Islámico de Guardias Revolucionarios y de grupos como Hezbollah – una plataforma en la región para lanzar ataques hacia Estados Unidos, nuestros intereses y nuestros alidados”, dijo la representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Florida.

Sin embargo, Biden dijo este miércoles que esos temores son exagerados.

“La gente habla acerca de Hezbollah. Hablan acerca del apoyo iraní para lograr armas y todo lo demás. Pero te garantizó que Irán no representa ninguna amenaza hemisférica para Estados Unidos”, añadió Biden.

Biden dio las declaraciones en Miami luego de una gira de dos días que lo llevó a México y Honduras que el funcionario calificó de exitosa.

“Hablamos principalmente sobre la violencia y la manera en que se puede enfrentar”, informó Biden.

De acuerdo a Biden, el presidente de México, Felipe Calderón, pidió asistencia adicional para las investigaciones de la policía de ese país.

Otros líderes centroamericanos también pidieron una ayuda similar.

Mandatarios de toda América Latina han argumentado que el consumo de drogas en Estados Unidos incrementa la violencia en la región.

El martes, Biden dijo a periodistas que Estados Unidos “comparte la responsabilidad”, pero resaltó que los países centroamericanos deben trabajar para detener la producción de drogas.

Biden culminó diciendo que los líderes con los que se reunió durante la visita estaban agradecidos por ese tipo de asistencia estadounidense.

“No se trató de una de esas sesiones de acusaciones”, dijo.