CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Una rara alineación astronómica pudo causar la tragedia del Titanic, según investigadores

Por CNN en Español

(CNN) — ¿La luna y el sol conspiraron para hundir al Titanic?, en cierto modo sí, aseguran investigadores de la Universidad de Texas State.

Donald Olson y Russell Doescher, miembros de la facultad de física en la Universidad de San Marcos se reunieron con Roger Sinnott, editor que colabora para la revista Sky & Telescope, para determinar cómo fue que un iceberg tomó esa ruta para llegar al Atlántico Norte el 14 de abril de 1912. Más de 1.500 personas murieron cuando el trasatlántico se hundió a menos de tres horas de haber golpeado el bloque de hielo.

La teoría de los investigadores es que el trozo de hielo que hundió a la embarcación provenía de Groenlandia y se atoró en la costa de Labrador, en Terranova a principios de enero de 1912.

Los icebergs que se atoran usualmente se derriten bastante antes de recuperar suficiente flotación para poder alejarse de la costa.

Pero el 4 de enero la luna estaba casi llena y estuvo lo más cercana a la Tierra en 1.400 años. Un día antes, la Tierra estaba en perihelion, la distancia más cercana al sol de todo el año.

La alineación de la Tierra, el sol y la luna crearon una fuerte marea de primavera que pudo haber hecho que los icebergs, que estaban enterrados en la costa del noroeste del Atlántico, volvieran a flotar, según los investigadores.

“Fue el mayor acercamiento de la Luna con la Tierra en más de 1.400 años, y su configuración maximizó la fuerza de las olas en los océanos. Eso es extraordinario”, dijo Olsen en un comunicado de prensa la universidad.

El sitio web Titanic Facts reportó que en abril de 1912 hubo unos 300 icebergs en los carriles de navegación al norte del Atlántico, el mayor número que se hubiera visto en 50 años.

“Los icebergs viajan al sur, giran varias veces hacia aguas poco profundas y hacen una pausa a lo largo de las costas Labrador y en Terranova. Pero una marea extremadamente grande puede volver a ponerlos a flote, y el reflujo podría regresarlos a la Corriente Labrador donde los icebergs continuarán su camino al sur. Eso explicaría la gran cantidad de icebergs en la primavera de 1912”, explicó Olson en su comunicado.

La abundancia de icebergs ese año también pudo haber sido algo que el experimentado capitán del Titanic, Edward Smith, no podía haber predicho. Había estado navegando el Norte del Atlántico por 26 años, de acuerdo con los Titanic Facts, y no había reducido la velocidad del trasatlántico a pesar de las advertencias de bloques de hielo frente a su nave.

“El Titanic no bajó la velocidad aún después de haber recibido varios cables advirtiéndole del bloque de hielo”, dijo Olson. “Fueron a máxima velocidad hacia una región llena de icebergs. Eso es lo que realmente hundió al barco, pero la conexión lunar explicaría cómo un número inusualmente grande de icebergs se metieron en el camino del Titanic”.