Jóvenes gays y "emos", blanco de asesinatos en Iraq

BAGDAD (CNN) — Una racha de asesinatos de personas percibidas como gay o emo en Iraq ha avivado el temor en estas comunidades, quienes se preocupan porque el gobierno podría no querer o no ser capaz de protegerlos.

Al menos 14 personas fueron asesinadas en Bagdad en las últimas tres semanas, informó un oficial de alto rango del Ministerio del Interior quien no está autorizado a hablar con los medios.

Activistas calculan que el número es mucho mayor, e incluso, algunos grupos sugieren que docenas o más de 100 personas han sido asesinadas desde febrero.

Los asesinos parecen seleccionar a personas que aparentan ser gay o emo –una forma de describir a las personas que visten ropas occidentales, ropa ajustada, cabello largo y el color negro.

La mayoría de los asesinatos han ocurrido en vecindarios chiitas como Sadr, Shulaa, Ameer y Tariq, afirman activistas.

“Hace 10 días, recibí una carta de milicianos amenazándome de que si me encontraban no me matarían como a los otros ‘pervertidos’, sino que cortarían mi cuerpo en pedazos”, dijo un activista gay a CNN el domingo.

El activista, quien conserva el anonimato por su seguridad, mostró a CNN una copia de la carta que dice se distribuyó en Sadr, identificando a 33 potenciales blancos “gay y emo”.

“Advertimos firmemente a cualquier hombre y mujer libertino que, si no detienen sus sucios actos en cuatro días, entonces el castigo de Dios caerá sobre ustedes en las manos de Mujahideen”, se lee en la carta. CNN no pudo confirmar su autenticidad.

Las amenazas anónimas y los asesinatos se presentan casi un mes después de que el Ministerio del Interior publicara un comunicado calificando al fenómeno emo como satánico.

El documento indica que el movimiento, descrito como gente joven vistiendo “ropa extraña y ajustada con dibujos como cráneos”, está siendo monitoreado por las autoridades con el fin de eliminarlo.

Con ese objetivo, la comunidad o la policía moral puede ingresar a las escuelas de la capital, se lee en el comunicado.

La campaña y la violencia han provocado un efecto escalofriante en las comunidades jóvenes de Bagdad. El adolescente Kamel Saad dijo a CNN que cortó su cabello para no convertirse en un blanco potencial.

“No soy el único. Todos mis amigos en la escuela decidieron cambiar el estilo de su cabello y cambiar su ropa, aunque no seamos emos o gays”, dijo.

Saad dijo que un grupo de hombres, quienes se identifican a sí mismos como policía comunitaria, entró a su salón de clases hace dos semanas y pidió que señalaran a los estudiantes con comportamiento sospechoso.

“Pensé que se trataba de terrorismo, pero después, la policía explicó más, nos dimos cuenta que hablaban sobre los emos”, dijo.