CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Rebeldes sirios combaten en una zona de embajadas en Damasco

Por CNN en Español

(CNN) — Intensos enfrentamientos entre rebeldes sirios y fuerzas del gobierno estallaron este lunes en el vecindario al-Mazzeh, la zona de embajadas, edificios de seguridad y casas de algunos miembros del círculo cercano al presidente, dijeron activistas.

Al menos 18 miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Los enfrentamientos fueron los más severos hasta ahora en la capital Siria, y los más cercanos a centros de seguridad desde que la revuelta inició hace un año, informó el grupo.

Los rebeldes participaron en los enfrentamientos, confirmó el vocero del Ejército Libre de Siria. El gobierno del país no ha hecho declaraciones al respecto.

Los enfrentamientos en Damasco ocurrieron mientras los rebeldes consiguen aparentes triunfos ante las fuerzas del presidente Bachar al Asad, en el país.

Combatientes del Ejército Libre Sirio destruyeron la “División del Campo”, un ministerio del gobierno, en el este de Deir Ezzor, de acuerdo con el Comité Local Coordinador de Siria (LCC, por sus siglas en inglés), una red de activistas de oposición. Los rebeldes combatieron a fuerzas del gobierno que los sometieron a “intensos bombardeos”, dijo el grupo.

CNN no puede confirmar de forma independiente los reportes de víctimas o ataques en Siria porque el gobierno ha restringido el acceso a periodistas internacionales

Pero más de 8,000 personas han muerto en el conflicto, de acuerdo con las Naciones Unidas. Activistas opositores sostienen que el número de muertos es de 9,000, la mayoría de ellos civiles.

Al menos ocho personas han muerto en Siria este lunes, de acuerdo con el LCC. Las muertes incluyen a tres personas en los vecindarios de Qatana y Doma, dos en Idlib, uno en Aleppo, y dos al noreste de Qameshli.

Además, “muchos” integrantes de fuerzas de seguridad fueron asesinados cuando el Ejercito Libre Sirio atacó un punto de revisión en Qameshli, según el LCC.

El gobierno sirio habitualmente culpa de la violencia a “grupos terroristas armados”.

La agencia estatal de noticias SANA dijo que dos “terroristas” habían muerto a manos de las autoridades en al-Mazzeh, donde también había fallecido un miembro de las autoridades.

Los rebeldes del Ejército Sirio Armado han combatido por meses al Ejército de Siria, más grande y mejor equipado.

La importación de armas en Siria ha aumentado seis veces entre el 2007 y el 2011 comparado con los cinco años previos, gracias a Rusia, según un reporte publicado el lunes por el Instituto Internacional de Investigación de la Paz.

Rusia suministró 78% de las importaciones a Siria en esos años, según el instituto. Rusia siguió entregando sistemas de misiles a Siria en el 2011, según el reporte, que no aclara cuántas armas fueron enviadas al régimen después de que la revuelta inició en marzo del 2011.

En medio de la aumento de las muertes en el país, la situación humanitaria en Siria sigue deteriorándose, aseguró el domingo el Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, por siglas en inglés).

“El ICRC está particularmente preocupado por la gente vulnerable, como los detenidos por combatir, los enfermos, heridos y quienes necesitan ayuda médica”, dijo el presidente del Comité, Jakob Kellengerger, quien discutirá este lunes la situación con el ministro del Extranjero de Moscú.

Rusia y China vetaron el intento del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de aprobar una resolución en la que condenaría al régimen de Al Asad.

La mayoría de los reportes que llegan de Siria indican que el régimen está sacrificando a civiles para acabar con los disidentes que buscan la salida de Al Assad. La familia de Al Asad ha gobernado Siria por más de cuatro décadas.

Pero el régimen de Al Asad insiste en que “grupos terroristas armados” están detrás de la violencia y en que tieneel apoyo popular para sus acciones.

Saad Abedine, Amir Ahmed, Holly Yan, Chelsea J. Carter y Rima Maktabi contribuyeron a este reporte