CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Ganadora del Nobel de Paz Suu Kyi obtendría un escaño en el parlamento de Birmania

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

(CNN) – La líder de oposición y ganadora del premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi ganó este domingo un escaño en el parlamento de Birmania (país también conocido como Myanmar), según dijo el partido al que pertenece, una victoria trascendental tras décadas de lucha por la democracia.

Funcionarios de la Liga Nacional para la Democracia dijeron que la activista ganó y que cientos de personas estaban en la sede del partido para celebrar la noticia, reportó Nyan Win, vocero del movimiento político.

El presidente de la comisión electoral de la región de Rangún, Ko Ko, dijo que los resultados oficiales podrían conocerse este lunes por la mañana.

La Liga Nacional para la Democracia, antes prohibida, competía por 45 escaños en estas elecciones. Aunque el equilibrio de poder en el Parlamento no cambiará —incluso si la oposición gana los puestos en juego— la elección es una victoria simbólica para quienes han vivido bajo un régimen militar desde hace casi medio siglo.

Suu Kyi, de 66 años, arrasó la última vez que Birmania celebró elecciones multipartidistas, en 1990, pero la junta militar ignoró los resultados y la puso bajo arresto domiciliario.

En noviembre de 2010 Suu Kyi fue liberada y se le permitió recorrer el país con el fin de conseguir apoyo para de su partido, la Liga Nacional para la Democracia, para los comicios de este domingo.

La Liga lanzó un candidato para cada escaño; Suu Kyi representó a la región de Kawhmu, al sur de la antigua capital Yangon. Ella compitió contra un médico militar.

El gobierno prometió que el voto sería libre y limpio, y permitió que observadores internacionales supervisaran la elección.

Los analistas dijeron que, sólo por el número y dispersión de las casillas, resultaría imposible para los monitores asegurar un conteo honesto.

De cara a la elección, Suu Kyi había denunciado actividades ilegales, irregularidades en la votación, así como actos de intimidación fomentados por dependencias oficiales.

Este domingo, el vocero de la Liga dijo que el partido había recibido más de 50 reportes de irregularidades en las votaciones.

En una zona, las papeletas tenían cera encima del recuadro del partido de Suu Kyi, con lo cual era más fácil borrar después la marca y así anular el voto, dijo. En otra área se encontró que las boletas ya habían sido llenadas, dijo.

El presidente de la Comisión Electoral, Tin Aye, dijo que esperaba que las elecciones fueran limpias, aunque no habló acerca de las denuncias de irregularidades. «Es demasiado pronto para decir”, señaló.

Suu Kyi esperaba que su partido ganara la mayor cantidad de escaños posible.

La legislatura de Birmania tiene 664 curules, de los cuales más del 80% continúan en manos de legisladores alineados con el partido gobernante, el Partido para el Desarrollo y la Solidaridad de la Unión, el mismo que es respaldado por las fuerzas armadas.

Los 45 escaños en disputa son plazas creadas como consecuencia del ascenso que el año pasado tuvieron parlamentarios al gabinete y otros puestos.

Sin embargo, este proceso es una oportunidad para que los electores intervengan en un momento de grandes cambios en Birmania.

Analistas dijeron que esta sería la primera prueba del compromiso que tiene el gobierno para una transición del gobierno militar.

Hace dos años se llevó a cabo una elección general polémica.

Con el fin de participar en esa elección, varios exlíderes militares formaron en ese momento el Partido para el Desarrollo y la Solidaridad de la Unión. El partido de Suu Kyi la boicoteó.

Después de recibir la condena internacional por la manipulación del proceso del 2010, los líderes de Birmania saben que una elección limpia será una prueba para el mundo de que pueden llevar a cabo una votación legítima, dijeron los expertos.

«Es muy importante y ofrecerá un nuevo sistema político semidemocrático, el cual tendrá la oportunidad de demostrar que tiene la ambición de ser más transparente, más inclusivo, y por lo tanto más democrático», dijo sobre las elecciones del domingo Nicholas Farrelly, investigador de la Universidad Nacional Australiana.

En los últimos 12 meses, el país perdonó a cientos de presos políticos, hizo un alto al fuego con los rebeldes del pueblo Karen y aceptó negociar con otros grupos étnicos rebeldes. Las reglas de libertad de prensa han favorecido la proliferación de periódicos y revistas.

Los esfuerzos hechos por Birmania para descongelar sus relaciones con el resto del mundo han sido bien acogidos y recompensados. En los últimos meses visitaron el país un grupo de ministros de relaciones exteriores y, en febrero, la Unión Europea levantó la prohibición a sus funcionarios de viajar a Birmania.

También hay indicios de que una votación libre y limpia conllevará a la relativamente veloz disolución de las sanciones que por mucho tiempo han afectado a la economía del país.

Miles de birmanos que viven en el exilio alrededor del mundo vieron la elección como una clara señal de que es seguro regresar a su patria.

Los jóvenes electores parecen estar particularmente entusiasmados con la votación.

Con sólo ver a Suu Kyi difundir sin enfado sus políticas ante las grandes multitudes lleva a creer que puede ser posible la democracia. «Estoy muy feliz y orgulloso de votar libremente”, dijo este domingo Ung Sann, de 30 años. “Creo que el gobierno va a virar hacia la democracia”.

Los analistas dijeron que Suu Kyi casi tiene garantizadoel escaño.

«Sería un duro golpe si no ganara su escaño. Pero creo que tenemos que preparar a las personas para las expectativas de que la Liga no va a ganar todos los escaños en la elección parcial», dijo Jim Della-Giacoma, director de proyecto en la organización International Crisis Group.

«No creo que importe cuántos escaños gane la Liga. Creo que lo único que realmente importa (es) si la elección fue libre y limpia. No creo que a la gente de Birmania le importe cuántos escaños gana la LND. Lo que quieren saber es si el siguiente conjunto de elecciones, las elecciones nacionales (previstas para el 2015), también van a ser libres y limpias”, dijo Monique Skidmore, de la Universidad de Canberra.

Hija del general Aung San, héroe de la independencia birmana, Suu Kyi se convirtió en inspiración, tras su larga lucha para conseguir la democracia en el país.

Como integrante del Parlamento, se espera que Suu Kyi pueda salir del país y volver a él con libertad, algo que era imposible durante sus años de represión y reclusión.

Este viernes, ante cientos de periodistas reunidos afuera de su residencia, dijo que no tenía intención de convertirse en ministra dentro del gobierno civil respaldado por los militares, en caso de que se le ofreciera un puesto. Según la Constitución de Birmania, los legisladores no pueden ocupar un cargo ministerial.

Cuando se le preguntó en qué posición pondría a la democracia de Birmania en una escala del uno al 10, Suu Kyi dijo, «intentamos llegar al uno».

Paul Hancocks, Kocha Olarn y Hilary Whiteman, de CNN, contribuyeron con este reporte