CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

El Papa se une al apoyo internacional contra el conflicto en Siria

Por CNN en Español

(CNN) — El papa Benedicto XVI se unió este lunes a los esfuerzos realizados por distintos países y líderes mundiales para terminar el conflicto que ha devastado Siria desde hace más de un año.

En el Vaticano, el Consejo Pontificio Cor Unum anunció que el Papa donó 100.000 dólares para apoyar al pueblo sirio. El dinero será usado “en apoyo a la población que sufre” en las actividades caritativas de la Iglesia católica en Siria, informó el consejo.

El anuncio se hizo mientras se realiza una sesión del consejo internacional de Amigos de Siria en Estambul, Turquía.

En la cumbre, decenas de líderes mundiales mostraron su apoyo a los grupos de oposición que piden pagar a los combatientes para pelear contra el régimen de Bachar al Asad y así tratar de poner fin a la violencia en el país del norte de África.

El consejo internacional de Amigos de Siria reconoció formalmente al Consejo Nacional Sirio —integrado por opositores al gobierno— como representante legítimo del pueblo sirio durante la conferencia en Estambul.

El acto convierte al Consejo Nacional Sirio en el principal grupo de oposición con el que otras naciones buscarán entablar negociaciones.

El grupo de Amigos de Siria —formado por 83 países miembro que incluyen representantes de Turquía, la Liga Árabe, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña— declaró su apoyo a “las legítimas medidas tomadas por la población siria para protegerse”, pero no consiguió el consenso para enviar armas a los rebeldes pobremente armados.

El Consejo Nacional Sirio se comprometió este domingo a pagar salarios a los combatientes del Ejército Libre Sirio, formado principalmente por desertores del Ejército sirio y que es la principal fuerza contra el gobierno de Al Asad.

Uno de los participantes aseguró que los pagos podrían inducir a más deserciones en las fuerzas del gobierno y “contribuir a la desmoralización del régimen”.

Mientras se discute la situación, nuevos brotes de violencia ocurrieron este lunes, en los que murieron al menos 30 personas, entre ellos cuatro menores, una mujer y siete soldados del Ejército Libre Sirio informó el grupo disidente Comités de Coordinación Local. Al menos 12 personas murieron en Idlib y 13 en Homs, según la misma fuente.

Durante la mañana se registraron balazos y explosiones en los suburbios de Damasco, dijeron activistas de la oposición. Los francotiradores apuntaban contra lo que se movía, mientras las fuerzas de seguridad desplegaron tanques en varios puntos de control, según el grupo.

Por su parte, Occidente se comprometió a reforzar el apoyo económico a la oposición siria.

Estados Unidos anunció la donación de 12 millones de dólares más a la oposición siria, mientras que el gobierno de Turquía aseguró al pueblo sirio que “no se les dejará solos”.

La ayuda internacional, cercana a los 30 millones de dólares no es suficiente, según Asib Shishakly, del Consejo Nacional Sirio. “Sabemos que tenemos más de un millón de personas que necesitan ayuda. Se necesita por lo menos un millón de dólares al día”, dijo.

La discusión internacional del conflicto sirio ocurre luego de que Kofi Annan, enviado especial en Siria de Naciones Unidas y la Liga Árabe, instó al presidente Bachar al Asad a implementar un plan de paz de seis puntos para finalizar con la violencia.

El gobierno sirio ha continuado con el uso de la fuerza a pesar de que aceptó las condiciones del plan propuestas por Annan.

Naciones Unidas estima que al menos un millón de sirios han sido afectados y más de 9.000 han muerto desde el inicio del conflicto en marzo pasado, mientras que la oposición ubica la cifra de muertos en más de 10.000.