CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Matrimonios gay luchan contra la deportación en EE.UU.

Por CNN en Español

(CNN) — Abogados de cinco parejas homosexuales presentaron una demanda contra el gobierno federal por el Acta de Defensa del Matrimonio, la cual aseguran que niega injustamente a las parejas del mismo sexo el derecho a transmitir su ciudadanía a sus cónyuges para conseguir su residencia en Estados Unidos.

El recurso fue presentado el lunes ante una corte de distrito de Nueva York por la organización Igualdad de Inmigración, que apoya los derechos de gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros y VIH positivos.

La demanda se dirige contra el fiscal general Eric Holder, la secretaria de Seguridad Interior Janet Napolitano y el director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía Alejandro Mayorkas, además de otros funcionarios de inmigración.

La demanda argumenta que el gobierno federal viola la cláusula de protección equitativa de la Constitución estadounidense al negar un derecho que tienen las parejas legalmente casadas con base en el género y la preferencia sexual.

“Las cinco parejas quejosas son como otras parejas casadas”, asegura el documento. “Se conocieron, se enamoraron y decidieron construir una vida juntos. También se comprometieron mutuamente en buenos y malos momentos, en la salud y en la enfermedad. Ellos han honrado y mantenido ese compromiso mutuamente.

Escogieron estar juntos y hacer su hogar en Estados Unidos. Sin embargo, debido a que están casados con alguien del mismo sexo, se les niegan los beneficios federales de inmigración que gozan las parejas de distintos sexos. Están en riesgo constante de ser separados u obligados a dejar Estados Unidos”, afirma la demanda.

Cada una de las parejas firmantes son matrimonios legalmente reconocidos por los estados en que residen.

Frances Herbert y Takako Ueda, de Vermont, se casaron en abril pasado después de vivir 11 años juntos. Takako, nacida en Japón, ha permanecido en Estados Unidos con una visa de estudiante desde 2001.

Herbert rellenó la solicitud para la residencia permanente de Takako pocos meses después de casarse, pero le fue negada en diciembre. Desde entonces, la pareja ha vivido con la amenaza de la deportación de Takako.

Para ambas mujeres, la presentación de la demanda representa una esperanza en su situación.

“Debido al esfuerzo de Igualdad de Inmigración y a nuestro dedicado equipo, me siento optimista y positivo de que pueda permanecer aquí”, aseguró Ueda. “Es un gran evento, creo que estoy haciendo algo bueno por aquellos quienes son parte de una pareja binacional del mismo género”.

“Nuestra vida privada se ha encogido, pero lo vale”, asegura Herbert. “Es humillante estar envuelta en una acción tan significativa que busca cambiar la definición de la familia en los libros. (Esto) ya cambió en la realidad y todos lo sabemos”.

Alfonso García y Brian Willingham son otra pareja que combate los aspectos sexistas de las leyes de inmigración para evitar su posible separación. García, de ascendencia mexicana, espera un cambio en la Acta de Protección del Matrimonio mientras que su proceso de deportación se dirime en un tribunal de San Francisco.

Si García es deportado, tendrá prohibido regresar a Estados Unidos en 10 años, aseguró su abogado. El caso se une a varios otros que piden el amparo de las autoridades ante las diferentes preferencias sexuales.

“Nuestra familia es preciosa y amplia, y hay muchas otras familias que merecen ese derecho, esa oportunidad, para celebrar la misma esencia de lo que son. Ser parte de este cambio a veces es abrumador, pero también muy inspirador”, afirma Frances Herbert sobre su propia lucha.

El Senado aprobó en noviembre pasado una iniciativa para derogar el Acta de Defensa del Matrimonio, pero se considera poco probable que pase en la Cámara de Representantes controlada por la mayoría republicana.