CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El asesino de Noruega se encuentra sano mentalmente, según expertos

Por CNN en Español

(CNN) — El hombre acusado de matar a 77 personas con un coche bomba y un ataque armado el año pasado en Noruega estaba mentalmente sano cuando ocurrieron los crímenes, afirmaron dos expertos de psiquiatría designados por el tribunal, según un informe publicado este martes.

Anders Behring Breivik fue acusado el mes pasado de haber cometido actos de terrorismo y homicidio. Se le acusa de haber matado a ocho personas en un atentado con bomba en Oslo, y luego trasladarse a la isla de Utoya, a las afueras de la ciudad, y matar a tiros a 69 personas más, muchos de ellos adolescentes y adultos jóvenes.

El asesinato en masa ocurrido el pasado 22 de julio representa la masacre más grande en el país desde la Segunda Guerra Mundial.

Breivik se ha declarado inocente, aunque ha admitido que realizó los ataques, de acuerdo con el juez que lleva su caso con anterioridad.

En noviembre, los fiscales dijeron que los psiquiatras habían determinado que Breivik estaba paranoico y esquizofrénico en el momento de los ataques, y durante 13 entrevistas con expertos realizadas después de su arresto.

Sin embargo, el tribunal buscó una segunda opinión debido a la importancia de la cuestión de salud mental dentro del juicio a Breivik.

En el informe de este martes, se aseguró que Breivik no estaba psicótico en el momento de los crímenes, no sufre de un trastorno psiquiátrico y no es retrasado mental.

“Hay un alto riesgo de que acciones violentas se repitan”, según el informe de Terje Torrissen y Aspaas Agnar.

El juicio a Breivik está previsto por iniciar el próximo 16 de abril y se espera que dure hasta un máximo de 10 semanas. Si es declarado culpable, el castigo se basará en su cordura. Puede que no sea posible condenarlo al castigo máximo si se considera loco.

Las autoridades han descrito a Breivik como un extremista cristiano de derecha. Un manifiesto de 1.500 páginas atribuido a él y publicado en internet es crítico de la inmigración musulmana y el liberalismo europeo, incluidos el actuar del Partido Laborista de Noruega.

Breivik mostró algunos de sus puntos de vista extremistas durante una audiencia en febrero, la cual inició cuando él entró a la corte sonriendo y levantando un puño como saludo.

Él insiste en que nadie podía creer que estaba loco, y describe las preguntas sobre su estado mental como ridículas, según su abogado, Geir Lippestad.

Breivik afirma que el tiroteo era un asunto de defensa propia, y lo hizo con la intención de salvar a Noruega de ser tomada por las fuerzas multiculturales y para evitar la limpieza étnica de los noruegos, según Lippestad.

Las víctimas de la isla de Utoya eran parte de un grupo de 700 personas, en su mayoría jóvenes, que asistían a un campamento del Partido Laborista.

Per Nyberg contribuyó con este reporte