La "última cena" del Titanic por 1.930 dólares en un hotel de Hong Kong

(CNN) — Este fin de semana, los nostálgicos comensales que cuenten con un gran presupuesto podrán conmemorar el centenario del hundimiento del Titanic degustando una muestra del último menú que se sirvió a bordo del transatlántico de lujo, así como vino que se rescató del naufragio.

La opulenta cena de diez tiempos, que se servirá en el lujoso hotel Hullett House en Hong Kong, se basa en el menú que se sirvió en el salón de la primera clase, el 14 de abril de 1912, la noche anterior al hundimiento en el Atlántico norte.

De acuerdo con el South China Morning Post¸el hotel recreará la disposición de las mesas y los uniformes de los meseros de la época, y los platillos se servirán en una fina vajilla china fabricada por la misma manufacturera que surtió al barco con estos artículos.

El hotel dijo a CNN que el menú es una interpretación contemporánea del chef Philippe Orrico, quien cuenta con estrella de la Guía Michellin. En el menú se servirán ostras bañadas en salsa de vodka, consomé Olga y un pudin Waldorf con helado francés.

“La idea es recrear el ambiente del barco”, afirmó Orrico para South China Morning Post. “Es para gente que quiere transportarse a otro lugar”.

Con un costo de HK$15.000 (1.930 dólares) por persona, los primeros comensales también disfrutarán del vino que iba a bordo del barco, una botella de vino de vendimia de Heidsieck & Co Monopole Gout Americain, rescatada del barco y adquirida por el hotel por más de 11.000 dólares.

El restaurante afirmó que la primera cena será mediante invitación, pero que el menú se ofrecerá al público hasta finales de mayo, a un costo de HK$3.800 (490 dólares) por persona, en eventos de ocho personas o más.

El RMS Titanic, de fabricación inglesa, era considerado el buque de lujo para pasajeros más grande de su tiempo, y se hundió con 2.224 pasajeros a bordo entre los que se encontraban familias prominentes, así como inmigrantes pobres que buscaban tener una vida mejor en Estados Unidos.

La embarcación se hundió durante su viaje inaugural a la ciudad de Nueva York, el 15 de abril de 1912; fallecieron 1.500 personas.