Vacaciones sexuales: justo lo que necesita tu vida amorosa
Lejos de la rutina se pueden explorar los beneficios de tener sexo.

Por Ian Kerner*

¿Qué es lo que tiene el tomarse unas vacaciones, para que ese tiempo sea tan propicio para tener sexo? Con millones de estadounidenses tomándose el descanso de primavera durante este mes, un rápido vistazo a las vicisitudes del sexo en vacaciones parecería en orden.

Por supuesto que no es necesario un estudio (aunque ha habido uno al respecto) para decirles que los estudiantes universitarios se inclinan a buscar oportunidades para las relaciones sexuales ocasionales, durante las vacaciones de primavera.

Pero los datos también sugieren que incluso los que no son estudiantes-viajeros de vacaciones, probablemente se sientan mas sexuales y sensuales durante unas vacaciones, y por razones similares: una sensación de libertad de las restricciones en el hogar; relajación de las inhibiciones; enfocarse no en las responsabilidades sino en pasar un buen rato y, no es de extrañar, un consumo elevado de alcohol.

En primer lugar, las vacaciones ofrecen una oportunidad para escapar de todas las cosas que nos causan estrés cuando estamos dentro de la rutina casa-trabajo, el ser padres, y los mandados: esa pila de calcetines al lado del cesto.

"Tomarse el tiempo para salir de la vida agitada de todos los días y registrarse en un hotel o resort, es una manera perfecta para rejuvenecer su relación y volver a conectarse con su pareja", dice Amy Levine, terapeuta sexual y fundadora de Igniteyourpleasure.com.

"Cuando esté de vacaciones apague sus dispositivos digitales, y sintonícese con su pareja", agrega Logan Levkoff, educadora sexual y autora de "Cómo hacer que su esposa tenga relaciones sexuales con Usted”.

"Mientras que unas vacaciones no son el momento de ponerse a dieta física, podría ser justo el tiempo para una “dieta digital” y reducir su consumo de e-mails y textos", dice Levkoff. "Más que cualquier cosa las vacaciones deben ser acerca de volver a conectarse con su pareja y la desconexión de la vida diaria”.

Y los chicos, tomen nota:los investigadores de los Países Bajos encontraron que "la clave de la excitación femenina parece ser una profunda relajación y la falta de ansiedad". A través de un estudio donde se examinaron los cerebros de hombres y mujeres durante el proceso de respuesta sexual, utilizando una técnica llamada tomografía de emisión de positrones (PET). Los resultados mostraron que las partes del cerebro de la mujer responsable del procesamiento del miedo, la ansiedad y la emoción se redujeron durante la actividad sexual.

"Lo que esto significa es que la desactivación, el dejar ir todo el miedo y la ansiedad, puede ser lo más importante, incluso necesario, para tener un orgasmo", dice el Dr. Gert Holstege de la Universidad de Groningen en los Países Bajos.

¿Qué otro mejor lugar para desactivarse y relajarse que en vacaciones?, ¿y que mejor razón para planear una vacación que un orgasmo femenino?

No sólo la atmosfera cero estrés de unas vacaciones es lo que puede incentivar al buen humor; sino que la exposición a nuevas experiencias puede ayudar a estimular la libración de dopamina en el cerebro; un neurotransmisor que posee un rol importante en el entusiasmo sexual. Use sus vacaciones como una oportunidad para nuevas experiencias… fuera del dormitorio.

Cuando usted y su pareja planean su viaje, siéntense por separado y escriban una lista de todos los lugares que a ustedes les parecen emocionantes. Quizás a usted le entusiasma un viaje en carretera. O tomar un crucero por el Mediterráneo. O viajar hasta Vermont para asistir a un festival musical. Llene su lista de lugares y actividades que nunca ha experimentado. A partir de allí compare sus listas y vean en donde pueden coincidir.

“Estas nuevas experiencias desempeñan un papel muy importante en la excitación sexual y les traerá recuerdos a usted y a su pareja de cuando se conocieron por primera vez”, dice Levine.

Después de planear el viaje que los satisfaga a ambos, asegúrese que haya tiempo para la intimidad. Quizás no quiera dedicar todo el viaje a completar el “Kama Sutra”, sino una posición específica que no haya experimentado y que ha querido intentar. También, puede usar este momento íntimo para probar un nuevo juguete sexual o lencería.

Las vacaciones proveen de espacios seguros en los cuales pueden liberarse de inhibiciones y probar cosas nuevas. Todas estas experiencias – ya sean dentro o fuera del dormitorio – pueden incrementar los niveles de excitación.

Por supuesto, no todas las vacaciones son un paseo por el parque, y algunas vienen con exceso de equipaje –del tipo que no se puede guardar en el comportamiento superior. Los niños, los horarios apretados y, a veces incluso la gente que está de vacaciones con Ud., puede hacer dificultosa la tarea de relajarse y dejarse ir. Pero entre salidas rápidas, y las actividades organizadas sólo para niños, siempre hay una manera de superar estos obstáculos.

E incluso si usted se queda está en casa, sin planes inmediatos de salir vacaciones; eso no significa que tenga que renunciar a los beneficios del sexo en las vacaciones. Con unos pocos toques pero simples y algo de imaginación, se puede omitir el viaje y disfrutar de unas sexys vacaciones, en su propia habitación.

¿Cuáles son sus pensamientos? ¿Las vacaciones lo ponen en un buen estado de ánimo sexual? ¿Algún consejo para encender la chispa cuando se encuentra de vacaciones? Compártalos con nosotros.

*Nota del Editor: Ian Kerner Ph. D. es un consejero sexual, autor de la lista de libros más vendidos del diario New York Times, quien escribe semanalmente acerca de temas sexuales en The Chart. Puede leer más en su website GoodInBed.