Observadores de la ONU llevan a Siria mientras continúan los combates en ese país
La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, dijo que su país "no se hace ilusiones" acerca del efecto de las medidas en Siria.

(CNN) – Helicópteros del gobierno sirio bombardearon la sitiada ciudad de Homs, dijeron este domingo los activistas de oposición, tres días después de que iniciara el supuesto cese al fuego.

"Arrojan una bomba cada 10 minutos desde la academia militar, dirigidas contra el barrio de al-Wair, en Homs", dijo el grupo Comités de Coordinación Local, una red de activistas de oposición.

Al menos nueve personas murieron este domingo en varios puntos del país, entre ellas seis en Homs, dijo la opositora Red Siria para los Derechos Humanos. Dos murieron en Aleppo al día siguiente de haber sido heridos, cuando las fuerzas del régimen abrieron fuego contra un cortejo fúnebre, dijo el grupo.

La Agencia Árabe Siria de Noticias culpó a "terroristas armados" por violar el alto el fuego y citó la evaluación de un funcionario militar no identificado acerca de que los grupos "han incrementado en buena medida sus agresiones contra el Ejército, las fuerzas policiales y los civiles".

El régimen sirio ha culpado sistemáticamente a estos grupos de la violencia en el país, pero muchos líderes del mundo han dicho que el gobierno reprime de manera letal a los disidentes que buscan la democracia y la salida del presidente Bachar al Asad, cuya familia ha gobernado Siria por 42 años.

CNN no puede confirmar los informes de violencia y muertes de manera independiente, ya que el gobierno ha restringido el acceso a los medios de comunicación internacionales.

Los últimos hechos violentos ocurren tres días después de la fecha límite para detener el derramamiento de sangre y un día después de que el Consejo de Seguridad de la ONU votó unánimemente la autorización para que observadores viajen a Siria para verificar el alto el fuego inestable.

El equipo será enviado “tan pronto como sea posible”, dijo este sábado el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, e hizo un llamado a Siria para otorgarles total libertad de movimiento.

Sin embargo, ese segundo despliegue depende de cómo se logre el alto el fuego y de si las conversaciones entre Siria y el enviado de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, puedan avanzar para acabar con el derramamiento de sangre.

No obstante, la resolución es la primera que emite el Consejo de Seguridad sobre Siria desde que estalló el conflicto que afecta al país desde hace más de un año.

Aunque los críticos califican la medida como poco satisfactoria, el embajador de Rusia ante la ONU –cuyo país ha bloqueado anteriormente las resoluciones del Consejo- recordó a quienes piden tomar acciones que el texto requiere que todas las partes depongan las armas.

Hasta este sábado, Rusia y China –ambos países con importantes lazos comerciales con Siria– habían bloqueado los intentos del Consejo de Seguridad para aprobar resoluciones de condena al gobierno del presidente Al Asad. Aunque los dos países han manifestado que quieren que se acabe la violencia, ambos han argumentado que las resoluciones anteriores no eran imparciales.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, elogió a la resolución, pero dijo que su país "no se hace ilusiones" acerca de su efecto inmediato.

Naciones Unidas calcula que al menos 9.000 personas han muerto desde que comenzaron las protestas, mientras que otros estiman el total de muertos en superior de 11.000.