Francia cierra la campaña electoral con el avance de Hollande ante Sarkozy
Las encuestas de opinión apuntan que el presidente Nicolas Sarkozy va detrás del socialista François Hollande.

Por Saskya Vandoorne y Laura Smith-Spar, CNN

(CNN) — Los candidatos a la presidencia de Francia están en la recta final de sus apariciones públicas de campaña antes de que se realicen las elecciones del domingo. Las encuestas de opinión apuntan que el presidente Nicolas Sarkozy va detrás del socialista François Hollande.

La más reciente encuesta de CSA, para BFM-TV, publicada el viernes, da a Hollande un 28% de los votos en la primera vuelta y a Sarkozy un 25%. Los temas principales de la campaña han girado en torno a la economía y al empleo. Francia muestra un reducido crecimiento y un porcentaje de desempleo del 10%.

Se espera que Sarkozy, el político de centroderecha que ha dirigido el país desde 2007, concluya su campaña en Niza. En una entrevista con Le Fígaro publicada el jueves, Sarkozy promete estimular el crecimiento económico y crear empleo, y sostiene que el país ya ha dado muestras de recuperación.

Hollande estará en el norte, en Haute-Marne y en Ardennes. El candidato de centroizquierda llamó al Banco Central Europeo a reducir las tasas de interés para estimular el crecimiento, durante una entrevista con la cadena Europe 1.

Cuando se le preguntó si participaría en una intervención militar en Siria avalada por la ONU, respondió: “Si es una petición de las Naciones Unidas, participaríamos en esa intervención”.

Sarkozy dijo a Europa 1 el jueves que Francia está en el centro de los esfuerzos diplomáticos para presionar a Siria para acabar con la represión contra opositores.

El ministro de Exteriores de Francia, Alain Juppe, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y otros funcionarios se reunieron en jueves en París para hablar sobre Siria.

En una entrevista con la afiliada de CNN, BFM-TV, Juppe sugirió que Hollande estaba subiéndose al tema de Siria. “El problema con François Hollande es que en asuntos de política exterior siempre va atrás”, dijo.

“La posición de Francia es bien conocida. Participaremos en operaciones militares bajo el mandato de las Naciones Unidas, pero cuando todo está dicho y hecho, Francia no es un espectador en la ONU. No espera sus decisiones. Es un jugador, crea soluciones y todo en torno a ellas, como lo hemos hecho por semanas y semanas”.

Si ningún candidato obtiene una mayoría absoluta, se realizará una segunda vuelta el 6 de mayo. La encuesta de CSA, para BFM-TV, otorga un 57% a Hollande y un 43% a Sarkozy.

Quienquiera que gane enfrentará el reto de mejorar las condiciones económicas del país, de acuerdo con el reportero de BFM-TV, Thomas Misrachi. En ese rubro, tanto Sarkozy como Hollande quieren aumentar los impuestos y recortar los gastos, pero todavía tendrían que demostrar que con ello lograrían el crecimiento económico.

“La sensación es que Nicolas Sarkozy ha fallado en el frente económico y es uno de los principales problemas porque no puede convencer a los votantes de que hará bien los próximos cinco años el trabajo que no ha podido hacer en los pasados cinco”, según Misrachi.

Mientras que Sarkozy culpa de la situación a la crisis financiera internacional, sus críticos señalan que Alemania ha tenido una actuación mejor y se preguntan si Francia podría haber hecho lo mismo.