CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Observadores de la ONU llegan a Homs para supervisar el cese al fuego

Por CNN en Español

(CNN) — En lo que se considera un signo positivo para el plan de paz respaldado por la ONU en Siria, los observadores del alto el fuego llegaron a la sitiada ciudad de Homs este sábado, dijeron activistas y medios de comunicación estatales.

Los observadores internacionales se reunieron con el gobernador de Homs, informó la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA, por sus siglas en inglés). También sostuvieron conversaciones con activistas de Homs, un bastión de la disidencia y escenario de la prolongada violencia prolongada, según una página de Facebook de un grupo opositor.

Se espera que el equipo de monitores llegue a dos barrios más (la ciudad antigua y Khalidiya) según la página de la Revolución de Homs.

Los observadores tienen la misión de vigilar el cumplimiento de un alto el fuego implementado la semana pasada. Han visitado varios lugares en la provincia de Daraa y de Damasco, pero el gobierno rechazó su solicitud inicial para visitar Homs esta semana por motivos de seguridad.

Las fuerzas gubernamentales han bombardeado bastiones de la oposición en Homs durante semanas, dijeron los activistas. También afirman que el gobierno oculta su presencia militar en el área para mostrar su apego a uno de los puntos clave del plan de paz del mediador Kofi Annan: la retirada de las tropas de los centros poblados.

Según los Comités de Coordinación Local, una red de activistas opositores, el Ejército esconde por lo menos 17 tanques en dos edificios del gobierno en Homs.

El equipo de observadores llegó a la devastada ciudad mientras el Consejo de Seguridad prepara para este sábado la votación de un proyecto de resolución que ampliaría el número de observadores de las Naciones Unidas en Siria, dijeron diplomáticos occidentales.

Dicho plan incluye la aplicación inmediata del plan de paz del enviado de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, que solicita tanto al gobierno como a la oposición cesar la violencia.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido la autorización al Consejo de Seguridad para la ampliación de la misión a 300 observadores en 10 localidades.

Antes, el Consejo había avalado el despliegue de un equipo de avanzada de 30 monitores destinados a abrir el camino a un grupo mayor. Naciones Unidas y Siria llegaron a un acuerdo el jueves pasado sobre un protocolo para el equipo de monitores que llegó primero y otros observadores.

Los informes de violencia se redujeron en los días siguientes a la fecha límite de cese al fuego de la semana pasada, pero los relatos de terror y violencia se han incrementado desde entonces, luego de que decenas de personas murieron esta semana, dijeron los activistas.

Francotiradores en la sitiada ciudad de Homs mataron al menos a cinco personas este sábado, según los Comités de Coordinación Local.

En un reporte este sábado, SANA culpó a “grupos armados terroristas” de la violencia en curso y dijo que ellos detonaron una bomba que mató a 10 miembros de las fuerzas de seguridad en la provincia de Daraa, al sur. También señaló que terroristas sabotearon un oleoducto en la provincia de Deir Ezzor, en el este.

CNN no puede verificar independientemente los informes de violencia y las muertes debido a que el gobierno ha restringido severamente el acceso de los medios de comunicación internacionales.

La comunidad internacional quiere poner fin al derramamiento de sangre, pero el Consejo de Seguridad se ha dividido entre los países occidentales que exigen medidas firmes contra el presidente sirio, Bachar al Asad, y Rusia y China, los dos países en el consejo de 15 miembros que han anulado los intentos previos de tomar medidas más duras contra el régimen sirio.

Rusia pidió la rápida aprobación de la resolución del Consejo de Seguridad sobre el despliegue de más monitores. También dijo que una delegación de la oposición siria visitará Moscú la próxima semana.

En tanto, China anunció que enviará observadores a unirse a la misión de Naciones Unidas, según un reporte de China Daily que citó a un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El plan de Annan exhorta a ambas partes a poner fin a la violencia, permitir el acceso a los grupos humanitarios, la liberación de detenidos e iniciar un diálogo político.

Este sábado, SANA dijo que se habían liberado a 30 detenidos cuyas “manos no estaban manchadas con la sangre de los sirios”. La agencia estatal también reportó que cientos de personas han sido liberadas desde noviembre, diciembre y enero.

Sin embargo, Ban Ki-moon dijo que esta semana que no se ha producido una liberación significativa de detenidos ni un avance sustancial en las facilidades a la asistencia humanitaria, a pesar de la aceptación del régimen sirio del plan de paz en marzo. También dijo que Siria no ha cumplido con su promesa de retirar las tropas de las calles.

Aunque el plan de Annan también reclama el derecho a las manifestaciones, los grupos de oposición dijeron que las fuerzas de seguridad estatales en Aleppo y Daraa dispararon contra manifestantes este viernes, día en que se llevan a cabo protestas a nivel nacional. Al menos 57 personas perdieron la vida en Siria este viernes.

Siria ha estado envuelta en violencia durante 13 meses, desde que el gobierno comenzó la represión contra las protestas pacíficas que rechazan el régimen del presidente Al Asad, cuya familia ha gobernado Siria durante 42 años.

Naciones Unidas estima que al menos 9.000 personas han muerto desde que comenzaron las protestas, mientras que grupos de activistas señalan que esta rebasa los 11.000.

Joe Vaccarello, Saad Abedine, Ivan Watson y Amir Ahmed contribuyeron con este reporte