Así era la guarida donde murió Bin Laden

(CNNMéxico) — Osama bin Laden se convirtió en enemigo del gobierno de Estados Unidos después de los atentados que la organización extremista Al-Qaeda realizó en territorio estadounidense el 11 de septiembre de 2001. El mandatario en turno, el republicano George W. Bush, comenzó la guerra contra el terrorismo que buscaba como principal objetivo la captura del líder de origen saudita.

La búsqueda del extremista islámico llevó a las tropas de EU a Kabul, capital de Afganistán, en donde se presumía, que el terrorista vivía en cuevas. El final de la búsqueda ocurrió el 1 de mayo de 2011, cuando el presidente Barack Obama anunció el abatimiento de Bin Laden en una mansión de la ciudad de Bilial, Pakistán. Aquella guarida fue uno de los protagonistas principales de la Operación Gerónimo. ¿Cómo era el refugio en el que se escondía el terrorista más buscado?

Estructura para despistar a las fuerzas de seguridad

La casa se edificó específicamente para el líder de Al-Qaeda, con las condiciones necesarias para garantizar que pasara desapercibido y no ser detectado por las fuerzas de seguridad de EU, según informa la revista Time en una nota sobre el aniversario de la muerte del terrorista.

Sólo una de las cinco habitaciones contaba con ventanas, unas rendijas por situadas por encima del nivel de los ojos. La construcción contaba con una terraza en una abertura del suelo que quedaba casi bajo tierra y protegida por un muro de siete metros de largo. Entre las medidas de seguridad, también existía una lona que cubría el jardín a modo de camuflaje para que los satélites no detectaran el lugar.

Sin lujos

El interior del refugio estaba sin pintar, sus paredes era puro compuesto. Tampoco lucían fotografías ni ninguna otra imagen, de acuerdo con las creencias ortodoxas de Bin Laden.

El aire acondicionado no era una opción a pesar de los 38 grados del desierto pakistaní. Las cuentas de luz y gas natural mensuales eran aproximadamente de 50 dólares. Las camas para los habitantes de la casa se hicieron con tablas de madera procesada. La construcción y el estilo del lugar mostraban una apariencia similar a la de un campamento.

Un refugio familiar para el líder terrorista

Abbottabad, Pakistán, fue el lugar en el que Bin Laden se retiró después de los ataques del 11 de septiembre. El extremista islámico estuvo seis años en aquella región, tiempo en el que su familia lo acompañó.

En 2005, se añadió un tercer piso al edificio principal sin un permiso del gobierno para poderlo realizar. El suelo no autorizado era para Osama bin Laden y su esposa Amal, la esposa más joven del terrorista. En el resto de la estructura vivían las demás esposas, sus hijos y sus nietos.

Un hogar con aires de prisión

El líder de Al-Qaeda, que vestía túnicas de colores claros, chaleco oscuro y un turbante de oración, rara vez salía del segundo y tercer piso de la casa durante los cinco años que vivió allí. Cuando lo hacía era pasear por el jardín de la cocina.

Pasaba día tras día dentro de la casa con su esposa Amal. El techo de la habitación era bajo para un hombre tan alto como él y el pequeño cuarto de baño sólo contaba con azulejos en las paredes, no en el suelo, donde se situaba un agujero a modo de urinario, en el que vertía el agua una ducha de plástico.