El cómic en la India: un territorio de fantasía multicultural
La historieta 'The Rabhas Incident' de Level 10 Comics trata sobre un virus que contagia a los ciudadanos de Bangalore.

Por Umika Pidaparthy, especial para CNN

(CNN) — Si Batman y Superman alguna vez empacaran sus maletas para mudarse a la India, se toparían con que allá tienen competencia.

El territorio de los superhéroes ya le pertenece a figuras como Super Kudi y Pavitr Prabhakar.

Ellos son los equivalentes indios para los ya conocidos estadounidenses Supergirl y Peter Parker, de Spider Man, pero son parte de la creciente industria india de historietas.

Esta industria es mucho más que una mera traducción de las historietas estadounidenses. Es una tierra de fantasía multicultural, con temas que van desde la mitología, al humor y hasta el horror. De hecho, los artistas para historietas indios y novelistas gráficos comentan que casi no hay cabida para los superhéroes occidentales hoy en día. Esto es muy claro para todos aquellos que asistieron en febrero pasado al Comic Con en India, en Nueva Delhi.

El Comic Con en India, que celebró su segundo año, es creación de Jatin Varma, un fanático de las historietas y fundador de la oficina mediática Twenty Onwards Media. Asistir a la ya conocida feria de historietas llevada a cabo en San Diego vino con un costo alto, por lo que Varma decidió traer la convención a él en 2011.

“Dijimos hay que organizar algo aquí”, dijo Varma. “Hagamos algo para los seguidores de aquí, a pesar de que las historietas sean sólo un nicho en India”.

Las historietas podrán ser un nicho en India y el Comic Con logró reunir 35,000 asistentes este año, además de 80 participantes, que incluían vendedores de historietas y sus creadores. Además logró recabar más de 97,000 dólares. Aparte de los talleres, paneles, disfraces y proyecciones, el evento reunió ponentes de la talla del creador de Fritz The Cat, Robert Crumb, el editor en jefe del Comics Journal, Gary Bgroth, y al fundador de Drawn & Quarterly, Chris Oliveros.

Aunque la convención aún es muy reciente, la industria de las historietas en la India ciertamente no lo es.

El reinado de Amart Chitra Katha y la mitología hindú

Las historietas estaban orientadas principalmente hacia los niños y comenzaron a despegar en la década de 1960 con títulos tales como Amar Chitra Katha (Historias de imágenes inmortales) y Chacha Chaudhary (Tío Chaudhary, sobre un viejo que utiliza su ingenio para combatir al crimen) volando de los anaqueles.

Siguiendo un breve bache en la década de 1990, ha habido una resurrección en la pasada década. Formatos de historietas más maduras han emergido, y las casas editoriales extranjeras y locales que las publican se han expandido dentro de múltiples géneros, de acuerdo con un informe reciente del Wall Street Journal.

Liquid Comics, previamente conocido como Virgin Comics y perteneciente al grupo del homónimo propiedad de Richard Branson, ha publicado títulos de fantasía india tales como Devi, que trata sobre las aventuras de una diosa guerrera y se basa en las historias mitológicas de la diosa hindú Durga. Mientras tanto, The Rabhas Incident de Level 10 Comics es un cuento de zombies que toma lugar en Bangalore.

El rey del mercado continúa siendo Amar Chitra Katha. Creado por el exingeniero Anant Pai en 1967, estas historietas tienen en cerca de 400 títulos y han vendido más de 90 millones de copias. De acuerdo con Reena I. Puri, el editor actual, Pai buscaba educar y “familiarizar a los niños indios con historias sobre su herencia” en un formato que permaneciera.

¿Por qué las historietas?

“Hay muchas fotografías, menos palabras y las historias se podían comunicar de forma mucho más sencilla”, dijo Puri.

La sección más rentable y que más vende ACK Media aún es la mitología. Estas historietas usualmente cuentan sobre el folklore de las escrituras hindúes, las cuales incluyen fábulas sobre los dioses, sus poderes, sus encuentros con humanos y sus batallas contra el mal.

Tomemos el sánscrito épico Ramayana (El viaje de Rama): en él, el príncipe Rama es un vehículo del dios hindú Vishnu cuya esposa, Sita, es secuestrada por el demonio rey Ravana, a quien eventualmente mata (¡hemos arruinado la sorpresa!).

Ya que tales historias son consideradas como compases morales y filosóficos para los hindúes, Puri dijo que no es de sorprenderse que los títulos mitológicos tengan gran demanda.

“La mitología hindú pertenece a una religión viva”, dijo. “No es una mitología muerta”.

Más allá de la mitología

Se está gestando un debate entre las historietas indias y los artistas de novelas gráficas, jóvenes y viejos, sobre si es prudente moverse más allá de los temas mitológicos ya tan conocidos.

Abhijeet Kini, un animador e ilustrador de historietas que vive en Mumbai y que lanzó su novela gráfica Chairman Meow and the Protectors of the Proletariat (El Jefe Meow y los Protectores del Proletariado, una historia que podría mezclar a Garfield con el héroe Mao Zedong) dentro del Comic Con hindú de este año, dijo que “el problema aquí es que cada uno está atascado en su rutina mitológica, cada historieta que sale es sobre un dios, con demonios pertenecientes a nuestras mitologías y con bestias superhumanas”.

El trabajo de Kini se basa mayormente en el humor, ya que frecuentemente dibuja para la satírica revista Random, y para él la sociedad india y su corrupción, fanatismo sobre el cricket y Bollywood son oro para el mundo de las historietas de humor.

Otros artistas de las historietas están dispuestos a hacer de esta industria una fuerza reconocida internacionalmente al presentar géneros inexplorados.

Harsho Mohan Chattoraj, un novelista gráfico e ilustrador cuyos trabajos Munkeeman y Widhwa Ma and Andhi Behen (Madre viuda y hermana ciega) se publicaron en la convención, también ha colaborado con Level 10 Comics en la serie The Rabhas incident y ha trabajado con Joseph Calabrese en la novela The Eyes of Mara.

Chatorajj, quien vive en Calcuta, dice que los lectores urbanos indios están más que listos para el contenido maduro dentro de las historietas gracias a los cambios del panorama mediático. La presencia de programas de televisión tales como The Walking Dead y la creciente aceptación de temas adultos para las películas indias y para los programas de televisión han abierto todo tipo de posibilidades para los artistas y sus historietas.

“Esto es lo que The Rabhas Incident trató de hacer”, dijo Chattoraj. “Estaba viendo a los zombies, algo con lo que no relacionas a la India”.

Algunos novelistas gráficos, tales como Sarnath Banerjee, están interesados en una proyección más íntima de la India. Banerjee es el autor e ilustrador detrás del popular Corridor, el cual se publicó en 2004 y trata sobre la interacción entre los residentes de Delhi y el dueño de una tienda. Mientras Banerjee dijo que él no tiene problemas con la mitología, él siente que es momento de terminar con la monocultura dentro de las historietas.

“Un cierto entendimiento de cómo la sociedad trabaja dentro de la tensión del cambio se convertirá en una parte fundamental de las historietas indias”, dijo.

¿Qué pasará con las historietas que toman a los ya tradicionales superhéroes en trajes especiales? Nagraj (el Rey Serpiente), por Raj Comics, es tal vez lo más parecido. Creado a finales de la década de 1980, Nagraj es un arma de terror convertida en un luchador contra el crimen cuyo principal poder es atraer serpientes místicas que puedan atacar a sus oponentes bajo órdenes y su mordida está llena de letal veneno.

Nagraj es un personaje relativamente popular, pero Varma dice que no es fácil para los superhéroes indios tener la misma cantidad de seguidores como aquellos personajes de Estados Unidos.

“Los superhéroes no son posibles en la India”, dijo. “Nuestra realidad es tan rígida hacia los superhéroes que es increíble. Es por esto que las cosas contemporáneas, cosas surreales, cosas abstractas, son lo que está sucediendo ahora”.

Y así el movimiento en pro de la industria de las historietas indias está creciendo. Artistas, escritores y casas editoriales continúan experimentando con algunos éxitos, lo cual se vio bien representado con el tamaño de la concurrencia de aficionados a las historietas en la última edición del Comic Con en la India.

Para Varma esto es el inicio.

“Nuestro objetivo es el de mejorar la cultura de las historietas en la India, tener más fanáticos ya que en este país vive más de un billón de personas”, dijo Varma. “Cuando digo que tuvimos 20,000 fanáticos que se presentarón, por ejemplo, eso no es nada en comparación con el tamaño de Delhi”.

Kini dijo que como artista, un evento de tal magnitud como la convención es un punto de partida para determinar el potencial de la industria de las historietas en la India. “Los nuevos artistas son grandiosos y te preguntas ‘¿qué pasaría si no hubiera Comic Con, qué no hubiera casas editoriales? ¿A dónde se iría todo ese talento?”.

Nota del Editor: Muchos de ustedes preguntaron sobre el idioma en el que estaban escritos estas historietas en la sección de comentarios. Estas historietas se publican en su mayoría en inglés, mientras otras son publicadas en hindi u otros idiomas locales.