CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Egipto transmitirá por primera vez un debate presidencial

Por cnninvitationsaccount

Por Ben Brumfield

(CNN) — Dos candidatos se enfrentarán este jueves en el primer debate televisado en la historia de Egipto, a solo dos semanas de las elecciones.

El candidato secular Amre Moussa, exministro de Relaciones Exteriores y exjefe de la Liga Árabe, tiene una considerable ventaja, según una encuesta reciente.

Su contrincante será Abdelmoneim Abol Fotoh, un aspirante moderado, que alguna vez fue miembro de la Hermandad Musulmana.

Mientras, el gabinete egipcio se prepara para la llegada de cuatro miembros nuevos: los ministros de Educación, Cultura, Asuntos Parlamentarios y Trabajo e Inmigración, según un reporte de la agencia estatal MENA.

De acuerdo con una encuesta publicada por el Centro Al-Ahram de Estudios Políticos y Estratégicos, Fotoh está en segundo lugar de las preferencias.

Moussa tiene mucha popularidad en las provincias más pobres y las más densamente pobladas, donde muchos asocian la estabilidad con el viejo régimen.

Abol Fotoh tiene el apoyo de los votantes más educados.

En total, 13 candidatos disputan la presidencia.

El candidato del Partido Libertad y Justicia, de la Hermandad Musulmana, Mohamed Morsi, está ausente en este debate.

Mientras que esta facción política tiene mayoría en el Parlamento, Morsi tiene menos popularidad, y se encuentra en cuarto lugar en la encuesta.

Cuestionado sobre si la Hermandad Musulmana llevaría a Egipto hacia una república islámica al estilo de Irán, Morsi dijo a CNN que su partido apoya la democracia y no la teocracia.

«No existe eso llamado ‘democracia islámica'», dijo. «Hay democracia solamente, y la democracia es el instrumento presente ahora. La gente es la fuente de la autoridad».

Otro candidato que no estará presente en el debate es el ex primer ministro Ahmed Shafiq, que se encuentra en tercer lugar en las encuestas.

Los egipcios votarán por un nuevo presidente casi 16 meses después de que una revuelta popular llevó a Hosni Mubarak a dejar el poder en febrero de 2011.

Desconfianza y enojo, particularmente contra el poder de la milicia en asuntos de gobierno, aún inspira protestas, algunas de las cuales han dejado muertes.

Al menos 12 personas fallecieron y cientos quedaron heridas la semana pasada por la violencia generada durante las manifestaciones en contra del Ejército en El Cairo.

Aunque el descontento contra los soldados es palpable, la población egipcia aún favorece al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, según una encuesta del Centro Pew dada a conocer este martes.

El sondeo también reveló que entre los egipcios hay un fuerte apoyo a la democracia, así como a las instituciones que la representan, como la libre prensa.