El partido de Angela Merkel es derrotado en elección regional de Alemania
Seguidores del partido Socialdemócrata celebran los resultados iniciales el domingo en Düsseldorf, Alemania.

Por Frederik Pleitgen, CNN

BERLÍN, Alemania (CNN) – El partido de la canciller Angela Merkel fue vencido en el estado más grande de Alemania el domingo en una votación que su principal candidato calificó como una “amarga” derrota.

La Unión Demócrata Cristiana, el partido de Merkel de tendencia conservadora, consiguió cerca del 26% de los votos en el estado de Renania del Norte-Westfalia, que incluye las ciudades de Colonia, Bonn y Düsseldorf, según los resultados emitidos por las cadenas ZDF y ARD. El partido Socialdemócrata, de centro-izquierda, lidera con más del 39% de los votos, mientas que su posible aliado en coalición, el Partido Verde, obtuvo 11%.

Los resultados probablemente serán considerados como un golpe al liderazgo de Merkel, aunque la votación no afectará el balance de poder en el parlamento federal de Alemania.

El ministro de Ambiente Northbert Roettgen, quien busca la gobernación del estado de parte de la Unión Demócrata Cristiana, asumió la responsabilidad de lo que los comentaristas políticos están catalogando como la peor derrota en la historia del partido.

Esta derrota es amarga. Está claro y en realidad duele”, le dijo Roettgen a ARD. “Perdí esta elección. Era mi campaña, y mis temas”.

Renania del Norte-Westfalia fue por mucho tiempo un fortín de los socialdemócratas, pero la victoria de la Unión Demócrata Cristiana en 2005 en ese estado propició las elecciones adelantadas que llevaron a Merkel al poder.

La elección del domingo se produce una semana después de que el partido de la canciller perdiera en el estado de Schleswig-Holstein y luego de que la molestia por las políticas alemanas de austeridad en la Unión Europea contribuyeran a la salida del presidente Nicolas Sarkozy en Francia y del gobierno de Grecia.

Pero Josef Joffe, editor de la revista alemana Die Zeit ,dijo que espera que Merkel obtenga un nuevo mandato en las próximas elecciones federales del país en 2013.

“No habrá una revuelta política en la forma en que hubo con la izquierda francesa o en la forma en que hubo con la ultraderecha y la extrema izquierda en Grecia”, le dijo Joffe a CNN.