(CNNEspañol.com) - Sólo 21 de las más de mil personas investigadas en Perú por el delito de trata en los últimos ocho años fueron condenadas por la justicia. Otros 250 casos se encuentran todavía en proceso judicial.

Uno de ellos es el de la joven Jhinna Pinchi, un símbolo de la lucha contra el tráfico humano pues es la primera víctima que ha enfrentado a su victimario denunciándolo ante el poder judicial.

El proceso va a cumplir en junio 1.000 días y todavía no comienza la etapa del juicio oral. Mientras el acusado sigue libre, Jhinna está desde septiembre de 2011 bajo el amparo del programa estatal de protección de víctimas.

María Elena Belaúnde nos cuenta la historia de Jhina en este reportaje que aborda el problema de la trata de personas en Perú.