CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

El campeonato de la Juventus busca dejar atrás los escándalos del pasado

Por cnninvitationsaccount

Por Alex Thomas y Paul Gittings

(CNN) — Cuando la larga espera del Juventus para ganar la Serie A terminó este mes, la atención se centró en los escándalos de corrupción que han pasmado al futbol italiano en años recientes.

Los gigantes de Turín fueron despojados de los títulos ganados en 2005 y 2006, y relegados a la Serie B debido a su involucramiento, junto con otros clubes, en partidos arreglados.

El caso Calciopoli vio al exdirector general del Juventus, Luciano Moggi, suspendido de por vida por las autoridades del futbol italiano, y con cargos criminales por fraude deportivo.

Pero mientras esos sucesos fueron borrados de los libros de récords, el presidente del Juventus, Andrea Agnelli ha dicho a CNN que siguen contando para todos los involucrados con el club, teniendo 30 scudettos (campeonatos) en total, no 28.

Después de afianzar el título hace dos semanas con la victoria sobre el Atlanta, un símbolo muestra el número 30 en la entrada al nuevo estadio de la Juve, que ha sido utilizado por primera vez esta temporada.

“Bueno, para los récords oficiales, es el 28, para cada Juventina (fanático del Juventus) en el mundo, es el 30”, dijo Agnelli, de 36 años, el cuarto miembro de la famosa familia que es propietaria de la fabricante de automóviles, FIAT, que toma el mando en el Juventus.

“Es un asunto muy difícil, diría yo. Uno de los privilegios de dirigir al Juventus es dirigir los sueños y emociones de las personas; en nuestras emociones y nuestros sentimientos tenemos 30”.

La controversia de las tres estrellas

Informes en Italia también afirman que los jugadores del Juventus tendrán tres estrellas bordadas en sus insignias oficiales en las playeras que vestirán la próxima temporada.

La tradición de presentar una estrella por cada 10 campeonatos ganados fue empezada por el padre de Agnelli, Umberto, un legendario expresidente del Juventus.

El movimiento podría poner al club en desacuerdo con la Federación Italiana de Futbol (FIGC) en un momento en el que otro escándalo potencial de partidos arreglados se ha hecho público.

La FIGC informó en un comunicado en abril que nueve exjugadores del Bari estaban bajo investigación por “presuntamente arreglar nueve partidos en la última temporada del campeonato de la Serie A”.

El exdefensa del Bari, Andrea Masiello; que ahora juega para el Atlanta, fue arrestado como parte de la investigación que también implica a ocho de sus excompañeros.

En agosto del 2011, el excapitán del Atlanta y mediocampista italiano internacional, Cristiano Doni fue suspendido por tres años y medio por su participación en el partido arreglado “Calcioscommesse” y un escándalo involucrando partidos de la Serie B.

Dejó el Atlanta, que fue promovido de la Serie B, con una penalización de seis puntos al comienzo de esta temporada en la Serie A.

Con o sin tres estrellas en su camiseta, Agnelli, quien tomó el mando hace dos años, está en la misión de restaurar la reputación del club con una fuerza mayor. Estadísticamente, el equipo más exitoso en la historia del futbol italiano, el Juve también ha ganado el título de Europa en 1985 y 1996.

Esperanzas de una Liga de Campeones

No satisfecho con permanecer invictos en la temporada de la Serie A bajo el entrenador Antonio Conte, Agnelli cree que el “bianconeri” puede ganar la Liga de Campeones en su primera aparición en la competencia desde la temporada 2009-10.

“Nunca es demasiado temprano”, dijo. “El Juventus forma parte en cada competencia con ambiciones de ganarla”.

La única mancha en el libro de esta temporada fue en el último partido, mientras una racha de 43 juegos sin perder terminó en la final de la Coppa Italia el domingo.

Una derrota 2-0 contra el Napoli significó decepción para la leyenda del Juventus, Alessandro Del Piero, en el último partido en su carrera de 19 años con el club.

Fue algo amargo, pero Agnelli se pone filosófico sobre la derrota.

“Si me hubieran dicho en septiembre, ‘al final del año ganarás el scudetto pero perderás la final de la Coppa Italia’, hubiera firmado 100 veces que así lo prefería, así que estamos extremadamente orgullosos de lo que hicimos”, dijo.

“Creo que ha sido un resultado extraordinario, solo nos perdimos la cereza del pastel y podríamos dejar eso para el próximo año”.

Agnelli designó al exjugador del Juve, Conte, después de despedir a Luigi Delneri como entrenador en mayo del 2011, y resultó ser un golpe maestro.

Pero Agnelli; graduado de la prestigiosa Universidad Oxford en Reino Unido, ha tenido que revisar al equipo y las operaciones comerciales del club para competir con los rivales europeos.

“Ha habido muchos cambios”, admitió Agnelli.

“Lo que he tratado de hacer es revivir el orgullo de estar en el Juventus. Estamos extremadamente orgullosos de lo que hemos logrado en dos años”.

Calidad de estrella

Trabajando con Conte, Agnelli ha puesto énfasis en jugadores jóvenes que están en el ascenso de sus carreras.

“Podríamos no estar llenos de estrellas, pero estamos llenos de ‘próximas’ estrellas”.

Cita al mediocampista chileno, Arturo Vidal, como un ejemplo: “Va a ser una estrella; tiene 24 años, ha tenido más de 40 partidos para su equipo nacional, puede ser una estrella”.

Pero Agnelli también le da crédito a sus jugadores más grandes, como el portero Gianlugi Buffon, quien se quedó en el club a pesar del descenso, y tiene un elogio especial por el favorito de los fanáticos, Del Piero.

“Creo que Alessandro, como lo he dicho muchas veces, siempre representará al Juventus”, dijo.

“Ha sido nuestro capitán por 10 años y que final; levantar el trofeo, esa es una historia sorprendente. Creo que siempre estaremos agradecidos con él”.