CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Narciso Rodríguez: “No le temo a las curvas”

Por cnninvitationsaccount

Por María Santana, CNN

Nota del editor: María Santana es corresponsal de CNN en Español en la ciudad de Nueva York. Santana reporta desde allí para todos los programas de la cadena incluyendo a Café CNN, Encuentro, Directo USA, NotiMujer y Panorama Mundial

El diseñador estadounidense de origen cubano Narciso Rodríguez no duda en decir que su pasión por la belleza del cuerpo femenino es lo que lo ha convertido en uno de los diseñadores más prominentes en el mundo de la moda. En especial, las curvas de las mujeres latinas.

“Siempre veo en mi trabajo las cosas que son muy latinas. El amor que le tengo al cuerpo de la mujer creo que ha nacido de ser muy, muy latino. No le tengo miedo a las curvas y me gusta que las mujeres sean mujer”, dice Rodríguez quien recientemente fue nombrado uno de los hispanos mas influyentes en Estados Unidos, un honor que recibió con mucha emoción.

“Es un momento muy lindo cuando la comunidad latina te dice que te apoya también, te quiere y respetan tu trabajo. Más para mi un momento muy sentimental porque apoyo mucho al museo por ser un líder aquí en la comunidad”.

En sus colecciones, sus raíces latinas siempre están presentes agrega Rodríguez. El modisto nació en la cuidad de Newark, Nueva Jersey en un barrio de inmigrantes que recuerda por su diversidad y riqueza cultural. Ahí dice que aprendió el verdadero significado de la palabra “familia” mientras crecía rodeado de las tradiciones de sus padres cubanos quienes emigraron a Estados Unidos en 1956 en busca del sueño americano.

“Mis padres no reaccionaron muy bien cuando primero hablé de la moda. Ya a los 14, 15 años yo supe que ese era el camino para mí, pero ellos vinieron a este país para darme una mejor vida, y eso significaba ser médico o abogado. Fue una etapa de mi carrera muy difícil porque no tenía el apoyo de mis padres, pero duro poco tiempo. Después que se dieron cuenta de mi dedicación a esta profesión lo aceptaron y ahora son mis más grandes fanáticos.”

Para Rodríguez el camino al éxito estuvo lleno de este tipo de obstáculos, pero asegura que jamás se dejó vencer.”Escoger una carrera en arte, moda, en cualquier carrera que sea en las artes es a veces difícil triunfar, pero cada vez que me dijeron ‘no, no puedes hacer esto, no puedes cortar un vestido de esta manera no puedes hacer una carrera en moda’, nunca entró, nunca lo oí. Siempre cuando hablo con estudiantes, gente joven, yo siempre le digo, si estás serio de verdad y esto es lo que quieres hacer, te tienes que preparar porque el camino nunca es fácil”.

Después de graduarse de la prestigiosa escuela de diseño Parsons de Nueva York, Rodríguez trabajo bajo otros grandes diseñadores como Donna Karan y Calvin Klein. Sin embargo, en 1996, se presentó el momento que inesperadamente lo lanzó a la fama. Su mejor amiga Carolyn Bessette Kennedy le pidió al entonces desconocido diseñador que le diseñara un vestido de novia para su boda con John F. Kennedy Jr., y hoy ese traje es uno de los más imitados en las últimas décadas.

“Wow, fue un momento muy especial en mi vida porque yo siempre digo que Carolyn era el amor de mi vida, y yo quise hacerle el vestido mas lindo a la persona yo quería, que quiero mucho. Fue un momento muy grande en mi carrera sí, pero para mí no fue un momento de prensa ni para dar a conocer mi nombre, fue algo muy personal, lo que vino después fue un poco surrealista, abrumador”, recuerda Rodríguez.

En 1997, Rodríguez finalmente se atrevió a lanzar su propia línea de ropa y desde entonces sus diseños han conquistado a famosas celebridades como Sarah Jessica Parker, Rachel Weisz, Gloria Estefan, Salma Hayek y hasta la primera dama de Estados Unidos Michelle Obama, quien lució uno de sus vestidos la noche que su esposo ganó la presidencia. “Para mí es un honor vestir a una mujer tan linda, tan maravillosa, tan inteligente y en esa noche tan increíble, tan histórica para los Estados Unidos, cuando ella salió en mi vestido me sentí muy orgulloso, y ser una pequeña parte de ese momento fue increíble”.

Sin embargo, para Rodríguez, la fama no es su principal motivación. Este latino que con dedicación y perseverancia ha logrado crear su propio imperio y recibido numerosos tributos a lo largo de su carrera, dice que lo más importante es el orgullo que siente de ser un hispano que a través de su trabajo cada día celebra la fuerza, la inteligencia y la belleza de su comunidad.

(Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a María Santana)

Sigue a María Santana en Twitter: