Obama se financia con el poder de recaudación gay
De izquierda a derecha, Neil Patrick Harris, Suze Orman, Ricky Martin, Ellen DeGeneres y Dustin Lance Black.

Por Jen Christensen

(CNN) — Después que el presidente Obama diera a conocer su apoyo a los matrimonios entre personas del mismo sexo, un grupo que organiza a su nombre un evento para recaudar fondos, pronto tuvo que buscar un local más grande. El evento, en el que se presenta la cantante pop Pink, es uno de los dos mayores para recaudar fondos organizados por la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), al cual se espera que Obama asista este miércoles en la Costa Oeste.

Un análisis de CNN de los principales compiladores de fondos del presidente Obama, conocido como recaudadores de grandes sumas de dinero, muestra que por lo menos 33, o uno de cada 16 recaudadores, es abiertamente gay. Juntos, han juntado por lo menos ocho millones de dólares para la campaña entre enero y finales de marzo.

En contraste, durante el mismo período, los recaudadores de la industria de la televisión, cine y música, algunos de los cuales asistieron hace poco a un evento de recaudación de fondos de alto perfil en el que el anfitrión fue el actor George Clooney, recaudó 6.8 millones de dólares, según el Centro de Política Receptiva.

Aunque las leyes de financiación de campaña exigen a los donantes revelar sus nombres completos, direcciones, ocupaciones y empleadores, no existe una categoría para verificar su orientación sexual. Tampoco la ley exige que los candidatos divulguen información sobre sus recaudadores. Tras la insistencia de los grupos de control, las campañas presidenciales han publicado los datos de los recaudadores en las pasadas elecciones. El equipo de campaña de Obama ha dado a conocer su lista. No así la campaña del candidato republicano Mitt Romney.

En el análisis de la CNN, sólo fueron considerados como gays los recaudadores que anteriormente han revelado su orientación en los informes de CNN o que provienen de publicaciones LGBT de confianza. El Washington Post ha informado de que hasta uno de cada seis que apoyan a Obama son gays. La revista Advocate calcula que uno de cada cinco.

Al echar un vistazo a los nombres de la lista de recaudadores publicada por el equipo de campaña de Obama para el primer trimestre, es fácil encontrar gente reconocida por su trabajo en favor de la comunidad lésbico gay.

Tim Gill, un empresario de software que opera una gran fundación con sede en Colorado, la cual apoya proyectos de derechos de los gays, ya ha contribuido para la campaña de Obama con 672,800 dólares, junto con su socio Scott Miller. Fred Eychaner, quien es propietario de Newsweb Corp., con sede en Chicago, ha donado hasta ahora un 1,220,550 dólares.

Coorganizó en febrero un evento de la comunidad LGBT de recaudación para Obama en el que se pidió 35,800 dólares por persona. Kathy Levinson, expresidente y CEO de Etrade, con sede en Menlo Park, California, dio 202,150 dólares. La Noche de Mujeres del Centro de Los Ángeles para Gays y Lesbianas llamó a Levinson “Modelo de Rol de la Comunidad” en 2000. Ella fue fundamental en la recaudación de fondos para detener la ley contra los matrimonios de parejas del mismo sexo en California.

Las donaciones realizadas después de que el 9 de mayo Obama diera a conocer su apoyo a matrimonios del mismo sexo no serán revelados hasta mediados de junio, cuando la campaña presente sus informes del segundo trimestre ante la Comisión Federal Electoral.

Muchos recaudadores lésbico gays han mantenido una estrecha relación con el presidente durante su primer mandato. A una cena de Estado realizada en marzo asistieron los recaudadores Gill; Eychaner; Barry Karas, exintegrante de la Campaña de Derechos Humanos; James (Wally) Brewster, vicepresidente de General Growth Properties, un fideicomiso de inversiones inmobiliarias que tiene y opera centros comerciales; Dana Perlman, un abogado corporativo que se ha desempeñado como copresidente del Consejo de Liderazgo de Lésbico Gay para el Comité Nacional Demócrata y para Obama; Joseph Falk, corredor hipotecario de Miami, y otros.

El apoyo a Obama por parte de la comunidad LGBT fue cuestionada tras el entusiasmo inicial de su primera campaña, en gran medida debido a lo que se percibía como un tibio apoyo del hoy presidente en materia de matrimonios entre parejas del mismo sexo. Algunos dicen que el punto más bajo se registró durante las elecciones de 2008, cuando el pastor evangelista Rick Warren preguntó a Obama cómo definía el matrimonio y él contesto “la unión entre un hombre y una mujer”. Y agregó: “Para mí, como cristiano, es una unión sagrada. Dios está en la unión”. Después hizo enojar aún más a la comunidad al invitar a Warren a pronunciar su invocación en la toma de posesión presidencial.

El actor Alan Cumming escribió en 2010, “seguimos escuchando que Obama es un aliado, que la política de ‘no preguntes, no digas’, la cual mantuvo a la gente de la comunidad lésbico gay en posibilidades de prestar su servicio al ejército, va a terminar bajo su mandato, pero, ¿qué conseguimos realmente? Nada de nada”.

Dustin Lance Black, quien ganó un Oscar al mejor guión por Milk, una película biográfica del político gay de San Francisco, Harvey Milk, y que fue asesinado a balazos debido a su orientación sexual, dijo el año pasado que antes había sido partidario de Obama, pero que podría no serlo en las próximas elecciones. Cuando el presidente Obama finalmente firmó la derogación del “no preguntes, no digas” y “rectificó” su postura sobre el matrimonio, al decir que estaba a favor de ello, tanto Black como Cumming fueron más allá que el respaldo del presidente. Donaron dinero y animaron a otros a hacer lo mismo.

David Mixner, quien comenzó uno de los primeros Comités de Acción Política (PAC) de la comunidad LGBT en la década de 1970, dijo que el colectivo ha recorrido un largo camino para ser aceptado en la política electoral. “Hemos tenido algunos candidatos que no han aceptado nuestro dinero porque no quieren ser asociados con alguien gay”, dijo Mixner. Dijo que cree que eso cambió bajo el gobierno de Clinton, para el cual su PAC recaudó cuatro millones de dólares como apoyo. “Ahora la comunidad sabe cómo recaudar dinero y contribuir por su cuenta y somos más que bienvenidos en la mesa de negociación”.

La comunidad supone un factor tan importante en el intento de reelección del presidente que el equipo de campaña de Obama alberga una sección especial para ellos en su página de internet. Un video narrado por la actirz abiertamente gay Jane Lynch recoge una discusión sobre el apoyo del presidente a los temas de la comunidad.

El presidente ya ha asistido a varios eventos para recaudar fondos organizados por el colectivo, entre ellos uno en Nueva York, cuyo anfitrión fue el cantante Ricky Martin, declarado abiertamente gay, el Fondo Futuro, y el Consejo de Liderazgo Lésbico Gay para la campaña de Obama.

“Creo que siempre ha habido una fuerte base de apoyo de la comunidad LGBT hacia el presidente”, dijo Michael Cole-Schwartz, portavoz de la Campaña de Derechos Humanos, cuyo nuevo presidente, Chad Griffin, es recaudador. “Incluso ganó más respeto por parte de la comunidad tras derogar el “no preguntes, no digas”, por firmar la ley sobre crímenes por odio, por darnos la primera protección de los derechos civiles en la ley federal, por oponerse a la DOMA”, la Ley de Defensa del Matrimonio que define el matrimonio para propósitos federales como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer. “Ahora, tras decir que él cree en la plena igualdad de matrimonio, tenemos otra razón para que la gente de nuestra comunidad sea generosa con su tiempo y dinero”.

¿Quién respalda a Romney?

Es complicado saber si hay para los republicanos algún recaudador abiertamente gay, ya que Romney no ha revelado su lista de recaudadores. Sin embargo, el candidato republicano ha expresado su oposición a las uniones civiles y apoya una enmienda federal a la Constitución estadounidense para negarle a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse.

Algunos republicanos gays dicen que Romney no está totalmente cerrado a los temas homosexuales. “En las cuestiones gays, la postura de Romney no es tan blanco y negro como parece”, dijo R. Clarke Cooper, director ejecutivo de Log Cabin Republicans, organización para los republicanos gays y lesbianas. “Una cosa en la que él ha sido consistente, como gobernador y como candidato a la presidencia, es que ha hablado en términos generales sobre eliminar la discriminación en el lugar de trabajo. Ha dicho que no hay lugar para ello”.

Cooper dijo que Log Cabin Republicans todavía no ha decidido si va a apoyar a Romney. Esto se dará a conocer en algún momento del otoño. No obstante, cree que hay donantes gays en la campaña de Romney. Simplemente puede ser que no se vean a simple vista.