CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Rusia y China expresan su oposición a la intervención militar en Siria

Por cnninvitationsaccount

(CNN) — Los gobiernos de Rusia y China anunciaron el miércoles su oposición a una intervención internacional o a los esfuerzos por cambiar el régimen de Siria, mientras el presidente ruso, Vladimir Putin, visita Beijing.

“Ambas partes se oponen firmemente a cualquier intento de resolver la crisis de Siria con una intervención militar extranjera, y a la promoción de un cambio de régimen que sea forzado en el Consejo de Seguridad de la ONU u otras instancias”, indicó un comunicado de Putin y su contraparte chino, Hu Jintao.

El pronunciamiento conjunto ocurre después de que líderes de la Unión Europea y el gobierno Estados Unidos trataran de aumentar la presión sobre el presidente Bachar al Asad para poner fin a 15 meses de violencia.

Sin embargo, los poderes mundiales permanecen divididos respecto a cómo abordar la situación.

Mientras tanto, el número de civiles que fueron asesinados en bombardeos o en enfrentamientos aumentó el miércoles a 71, informaron grupos de activistas de la oposición.

En su comunicado, Hu y Putin expresaron la necesidad de encontrar una solución política y doméstica para resolver la crisis de Siria.

“Creemos firmemente que la crisis en Siria tiene que resolverse justa y pacíficamente, con todas las partes en el conflicto poniendo un alto a la violencia e iniciando un diálogo político comprensivo, sin la interferencia extranjera”.

“Ambas partes hacen un llamado al gobierno de Siria a que inicie un diálogo político con todos los grupos de oposición en cuanto sea posible, haciendo un esfuerzo para promover la normalización de la situación en Siria, y restaurar la seguridad, la ley y el orden en Siria”, agregó el comunicado.

Los dos líderes también reafirmaron su apoyo a los seis puntos del plan de paz que negoció Kofi Annan, el enviado especial a Siria de las Naciones Unidas y de la Liga Árabe.

Rusia y China usaron previamente su poder de veto para bloquear resoluciones de condena de la ONU contra el régimen de Bachar al Asad. Ambos países tienen tratos importantes de negocios con Siria.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Estados Unidos ha sido muy claro en la necesidad de que Rusia adopte un “papel constructivo” para generar una transición política en Siria.

Las Naciones Unidas dicen que más de 9,000 personas han sido asesinadas desde que inició la crisis social en Siria, en marzo del 2011. Los activistas de la oposición tienen una cifra más alta. Estiman que entre 12,000 y 14,000 han muerto en las revueltas.

CNN no puede confirmar de forma independiente lo ocurrido en Siria, porque el gobierno limita estrictamente el acceso de periodistas extranjeros.