Grecia: conteo oficial da triunfo a Nueva Democracia, partido que apoya el rescate
Antonis Samaras, líder del partido de centro-derecha Nueva Democracia, rodeado de seguidores y de miembros de la prensa.

Por Christine Theodorou, CNN

ATENAS, Grecia (CNN) – El partido Nueva Democracia lideró la votación en las elecciones parlamentarias de Grecia el domingo, según los resultados oficiales emitidos por el Ministerio del Interior.

Con casi la totalidad de los votos contados, Nueva Democracia, partido de centro-derecha, obtiene 30% de la votación, seguido por la coalición de izquierda Syriza, con 27%. Nueva Democracia prometió continuar con el programa de rescate financiero al país de parte de Europa, mientras que Syriza se opone.

Antonis Samaras, líder de Nueva Democracia, dijo que la posible victoria de su partido es una “victoria para toda Europa” y prometió que “los sacrificios de los griegos harán que el país regrese a la prosperidad".

En un comunicado emitido por la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca, el gobierno de Estados Unidos felicitó a Grecia por el resultado de las elecciones. “Felicitamos al pueblo griego por celebrar su elección en estos tiempos difíciles”, dice el comunicado.

“Esperamos que esta elección lleve rápidamente a la formación de un nuevo gobierno que pueda lograr un oportuno progreso en los retos económicos que enfrenta el pueblo griego”.

La Casa Blanca reiteró su postura frente a la permanencia de Grecia en la Unión Europea. “Como han dicho el presidente Obama y otros líderes mundiales, creemos que es nuestro interés que Grecia siga en la eurozona mientras se respeta su compromiso a una reforma”.

De otro lado, Alexis Tsipras, líder de Syriza, felicitó a Nueva Democracia pero dijo que su movimiento ha obligado a los partidos griegos a darse cuenta que el rescate es “un plan económico inviable”.

El resultado no le permite a Nueva Democracia conformar un gobierno sin una coalición.

El partido socialista Pasok quedó muy por detrás con una proyección de 13,38% de los votos, según datos del Ministerio del Interior. El partido Griegos Independientes le sigue con 7,32%, luego y el partido de ultraderecha Amanecer Dorado con 6,87%. La Izquierda Democrática tiene 5,91% y el Partido Comunista obtiene hasta ahora 4,39% de los votos.

Las elecciones fueron muy reñidas  entre el partido que promete continuar con el impopular programa de rescate financiero de parte de Europa y uno que promete acabarlo.

Los resultados podrían decidir el futuro del euro, una moneda usada por 325 millones de personas en 17 países de Europa.

La votación del domingo fue celebrada después de que los principales partidos de Grecia no conformaran un gobierno tras las elecciones de mayo. Los resultados proyectado no le alcanzarían a ningún partido para conformar un gobierno, indicando que otra ronda de conversaciones para crear una coalición sería necesaria.

Las urnas se cerraron a las 7 p.m. hora local.

Los hombres que pretenden sacar a Grecia de la crisis que amenaza la moneda común europea prometieron un futuro brillante para su país este domingo, pero cada uno tiene una visión muy distinta de lo que eso significa.

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, , quien busca ser primer ministro, sugirió que Europa no puede presionar más a Grecia.

Tsipras dice que rechazará las condiciones de los grandes préstamos internacionales que impiden que Grecia pague sus deudas. El apoyo a su partido aumentó por la indignación de los griegos frente a los recortes presupuestales impuestos por los prestamistas internacionales, pero reabrir el cuerdo generaría una confrontación con Europa.

"Hoy esperamos abrir un camino hacia un mejor mañana, con nuestra gente unida, digna y orgullosa. Hacia una Grecia donde hay justicia social y progreso; un miembro igual de Europa que está cambiando", dijo el líder del partido Syriza.

Su principal rival, el líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, solo expresó: "Hoy la gente de Grecia habla. Mañana empieza una nueva era para Grecia".

Ambos emitieron su discurso mientras los griegos participan en las elecciones parlamentarias que determinarán quién liderará al país paralizado desde hace meses por una crisis económica y política.

El partido que gane más asientos tendrá la oportunidad de formar un gobierno.

Según las últimas encuestas, Nueva Democracia y Syriza estaban empatados hace dos semanas. No se permite revelar resultados 14 días antes de la elección.

Esta votación podría definir el futuro del euro, una moneda utilizada por 325 millones de personas en 17 países europeos.

Tsipras se ha pronunciado por romper con las condiciones ligadas a los préstamos internacionales que han evitado la demora en los pagos de la deuda griega.

La posibilidad de que él sea primer ministro ha generado temor porque Grecia salga del euro y el experimento ambicioso del continente colapse.

Algunos analistas estiman que el fracaso de la moneda costaría un billón de dólares, mientras que otros consideran que hablar sobre el colapso de la moneda es alarmista e improbable.

La poderosa canciller alemana, Angela Merkel, defensora de equilibrar los presupuestos para construir una base sólida para el crecimiento económico, urgió a los griegos a no retirarse de los tratos internacionales de préstamos.

"Nos apegaremos a los acuerdos. Esa es la base sobre la cual Europa prospera", dijo este sábado.

El partido Nueva Democracia favorece apegarse a los términos del trato impopular entre Grecia y sus prestamistas: la Comisión Europa, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, los cuales demandaron recortes en el gasto público para rebajar el déficit del país.

Syriza, un partido radical de izquierda, quiere romper con el acuerdo, en un acto que los mercados temen conllevará a una "salida desordenada" de la eurozona.

Al parecer, ningún partido se llevará la mayoría y será necesario formar una coalición con otras facciones para gobernar.

La elección de este domingo fue convocada después de que el proceso del pasado 6 de mayo, el primero desde que estalló la crisis en Grecia, fracasó para definir a una mayoría. Las pláticas para crear un gobierno fracasaron.

Desde entonces, Grecia —que tiene una pesada carga de medidas de austeridad, un desempleo elevado y una larga recesión— ha estado entre la incertidumbre y la división.

Los mercados globales han estado volátiles por el temor de que el país deje la moneda común, lo que podría arrastrar a otras naciones con problemas.

Este sábado por la noche muchos votantes estuvieron atentos al partido entre Grecia y Rusia en Varsovia, por la Eurocopa 2012, una distracción bienvenida por el drama político en casa, en especial después del gol de Giorgos Karagounis que ayudó a los griegos a pasar a cuartos de final.

Tras esta victoria podrían enfrentar a Alemania.

Algunos analistas temen que la elección de este domingo no genere un claro ganador, lo que dejaría a Grecia con un débil gobierno en un tiempo en el que el país necesita liderazgo.

El líder de Syriza, Tsipras, ha amenazado con incumplir los términos del rescate griego, pero también ha expresado su deseo de mantenerse en la comunidad del euro.

Samaras, al frente de Nueva Democracia, ha dicho que su partido quiere permanecer en la zona euro y modificar las políticas existentes, incluidas las medidas de austeridad estrictas, para "lograr el desarrollo y ofrecer alivio a la gente".

Nueva Democracia y el Partido Socialista PASOK fueron castigados por los votantes en las últimas elecciones por apoyar el programa de rescate y acordar las medidas de austeridad incluidas.

El líder del PASOK, Evangelos Venizelos, llamó este domingo al gobierno a compartir su responsabilidad.

"Debemos estar unidos en casa y tener credibilidad internacional para que Grecia pueda mantenerse en la (zona) del euro, para hacer lo mejor para los ciudadanos griegos", dijo.

Fotis Kouvelis, líder del pequeño partido Izquierda Democrática y un potencial mediador si el parlamento continúa dividido, llamó al progreso después de votar este domingo y dijo que el país necesita escapar de "una situación que nos corta en pequeñas piezas y lastima a nuestra sociedad".

Grecia debe identificar los recortes adicionales al presupuesto a finales de junio para considerarlos "compatibles" con los términos de su programa de rescate.

Al hablar ante su gabinete por última vez el viernes, el primer ministro interino, Panagiotis Pikrammenos, reconoció el espíritu de trabajo que el gobierno ha demostrado.

"Grecia tendrá un resultado mejor si todos hacemos a un lado nuestras diferencias y trabajamos por el bien común de esta nación", dijo.

Su gobierno se ha ocupado de temas difíciles en los últimos 30 días, reconoció, y su labor continuará hasta que una nueva administración se haga cargo.

Es probable que la situación en Grecia  esté en la mente de los líderes mundiales que se reunirán en México este lunes para la cumbre del G20.

Algunos expertos dicen que una potencial salida griega sería manejable, suponiendo que el Banco Central Europeo y los responsables de la Unión Europea respondan agresivamente.

Sin embargo, otros se preocupan de que tal evento provoque caos en los mercados financieros y el choque de la economía mundial.