Atari cumple 40 años

Por Larry Frum, especial para CNN

(CNN) — Cuando se habla de los inicios de la industria de los videojuegos, casi el primer nombre que nos viene a la cabeza es el de Atari.

La empresa de arcades (máquina de videojuegos) y consolas nació hace 40 años en un día como este miércoles, aunque sus juegos, que alcanzaron su máximo esplendor en la década de 1970 y principios de la de 1980, continúan en la memoria de los aficionados  a los videojuegos de hoy día.

En 1972, Nolan Bushnell y Ted Dabney querían producir un juego electrónico de tenis electrónico y llamarlo Pong. Formaron Atari Inc. el 27 de junio de ese año y lanzaron el juego en blanco y negro cinco meses después. El mundo de los videojuegos no ha sido el mismo desde entonces.

Los primitivos gráficos de dos dimensiones de Pong se ven ridículos hoy día, pero fueron un éxito rotundo y se lo considera el primer videojuego comercialmente exitoso.

Pero la mayor contribución de Atari al entretenimiento en casa podría ser la Atari VCS, más comúnmente conocida como la Atari 2600. La consola de videojuegos que salió al mercado en 1977 y vendió más de 30 millones de unidades antes de dejar de producirse en 1992, según un informe de Business Week.

Muchas personas dicen haber entrado en los videojuegos a través de la Atari 2600.

“Aunque había probado el NES (Sistema Nintendo) en casa de un amigo y los juegos de Apple II en la casa de mi tío, esa fue mi primera consola”, cuenta Matt Paprocki de Toledo, Ohio. “Me absorbió por completo. Dudo que haya un padre que sepa lo importante que puede ser una pequeña consola de videojuegos, o qué puede hacer por la vida de uno. Es un camino en el que comencé y sigue en mi edad adulta, todo gracias a esa caja de imitación de madera equipada con interruptores difíciles de mover”.

“¡Nunca olvidas a tu primer amor!”, dice Matt Thebert de Lawrenceville, Georgia. “Pero también fue el principio de toda una era de electrónica y computación donde podías tener en tu casa, finalmente, una computadora y videojuegos. Como niño significaba que podía explorar esos mundos desde mi casa, no desde un laboratorio de computación o, en ese momento, la biblioteca pública, donde tenía que reservar tiempo en fragmentos de una hora en la Apple II para jugar Zork en todo su esplendor”.

Atari Inc. fue vendida a Warner Communications en 1976 mientras Bushnell buscaba ayuda para comercializar su consola. La empresa comenzó a desarrollar otros sistemas: la Atari 400, 800 y 5200, pero nunca pudieron repetir el éxito de la Atari 2600.

Muchos dicen que aportó una nueva forma de interactuar con la familia y los amigos.

“A todos mis primos les encantaba porque podíamos animar a los que estaban jugando”, dijo Willie Jefferson Jr. de Houston. “Además, sabíamos que tendríamos la oportunidad de jugar cada uno un rato. La 2600 metió el juego en mis venas”.

“Significó mucho, ahora que lo pienso”, dijo Jason Konoza, de  Canadá.

“La interacción personal y socialización. Las horas dedicadas a jugar Space Invaders juntos, o Home Run o Circus Atari uno contra otro. Mi mejor amigo Mark y yo escribíamos nuestras puntuaciones más altas en Frostbite y las guardábamos en la caja”.

Pero a principios de la década de 1980, los pasos en falso de la empresa terminaron por sentenciar a Atari Inc.

El más grande y más publicitado fue el lanzamiento de E.T. the Extra-Terrestrial y un puerto de la versión de arcade de Pac-Man, dos juegos que fueron muy criticados por el juego y el diseño.

“Tristemente, mirando atrás, parece que la 2600 pudo haber sido lo mejor en los videojuegos, llegando a tantos hogares”, dijo T. J. Lauerman de Teaneck, de Nueva Jersey. “Pero también una tragedia que pudo haber matado a los videojuegos como lo conocemos tras la debacle de E. T.”.

En 1984, Atari Inc. técnicamente ya no existía. Warner Communications dividió la empresa, vendió partes de ella mientras el mercado de los videojuegos se estrellaba con un exceso de juegos mal diseñados. La marca Atari cambió de manos varias veces desde ese entonces y ahora está en manos de Infogrames como una propiedad subsidiaria, desde 2008.

Esa empresa, renombrada Atari, SA en 2010, recientemente ha enfocado sus esfuerzos en juegos móviles y sociales, lanzando títulos Atari para el iPhone y iPad. Bushnell se volvió a unir a la empresa en 2010 para ser parte del consejo de dirección.

En años recientes, los aficionados de toda la vida han expresado su frustración por lo que consideran un mal uso del nombre Atari como una herramienta para lograr ingresos fáciles.

Atari dice estar escuchando.

“Los fanáticos de Atari son un grupo muy apasionado, y el equipo actual de Atari entiende que ha habido un sentimiento negativo sobre cómo la marca ha sido utilizada como parte de un negocio de distribución de juegos de consolas de terceros. Y, francamente, muchos de ellos tuvieron poco éxito”, afirmó la empresa en un comunicado.

“En los últimos años, hemos decidido salir de ese negocio y enfocar nuestros esfuerzos en restaurar los valores reales detrás de la marca Atari. Creemos que el éxito de esta nueva iniciativa se encuentra en el negocio de los juegos móviles, como lo demuestra el éxito comercial y de críticas de algunos de nuestros títulos más recientes”.

La empresa también destaca su Reto de Desarrolladores Pong Indie, una competencia de programadores que busca una versión nueva de Pong para los dispositivos móviles de Apple. El ganador, que se anunciará el 2 de agosto, recibirá 50.000 dólares de premio.

Atari considera este desafío un ejemplo “de nuestro compromiso para hacer juegos nuevos basados en nuestro núcleo IP (núcleos de propiedad intelectual) que, como los éxitos originales, son divertidos, ‘fáciles de aprender pero difíciles de dominar".

Sin embargo, uno de los legados perdurables del nombre Atari sigue siendo la consola Atari 2600.

“Como fue mi introducción en los juegos, fue una época sin precedentes y creo que debe incluirse entre las cinco principales consolas de videojuegos”, comenta Nikki Rau-Baker de Atlanta.

“Es el sistema que comenzó la revolución de los videojuegos”, agrega Jefferson. “Abrió el camino para la PS3, 360 y Wii; y las que vengan”.

Hoy, la mayoría de las Atari 2600 acumulan polvo en los áticos o están tiradas en los basurales. Pero algunos aficionados a los juegos todavía disfrutan los gráficos de ocho bits y música retro, 40 años después.

“Todavía tengo mi consola original Atari 2600 y funciona”, dice Konoza, de Canadá. “A veces necesito un descanso de los controles de 14 botones, palancas análogas duales, y un control de movimiento completo. Agarrar un mando sencillo, sabiendo que puedo dominar el juego utilizando un botón, me relaja.

“En un mundo complicado, necesitas una pequeña dosis de simplicidad”.