La telenovela: ¿una guía para entender a las mujeres?

Por Miguel Guadalupe, especial para CNN

Nota del editor: Miguel Guadalupe es director de una empresa de investigación tecnológica. Creció en Nueva York y actualmente reside en Nueva Jersey. Graduado de Wesleyan University, es voluntario de varias organizaciones de antiguos alumnos y comunitarias, y padre de dos niñas. Escribe para The Huffington Post, llero.net y TheFatherlife.com.

(HLNTV.com) - Como puertorriqueño de tercera generación en Nueva York, nunca estuve muy expuesto a las telenovelas. Mi esposa, con la que estoy casado desde hace más de 10 años, al contrario, creció viendo este tipo de dramas mientras yo no entendía cuál era la atracción hacia las telenovelas. Conozco a varias personas que prefieren hasta no comer antes de perderse un capitulo, y ¡Dios no quiera que el canal tenga que interrumpir programación debido a un discurso presidencial! Pero sobretodo, no entendía cómo utilizar el poder de las telenovelas para mi beneficio, especialmente en el amor.

Para las personas que no las conozcan, si es que existen, las telenovelas son una especie de mini-series que se emiten durante el ‘prime time’ y, a diferencia de las novelas americanas que pueden durar décadas al aire, las hispanas tienen un principio, un desarrollo y un final de ensueño. Normalmente se producen en América Latina, sobre todo en México, Venezuela y Colombia, pero cada vez más en la ciudad de Miami.

A lo largo de los años, decidí morder la bala y sentarme a ver unos cuantos episodios (con fines de avanzar mi investigación, por supuesto). Todo para comprender mejor esa influencia sobrenatural que las novelas ejercen sobre su audiencia. Mi objetivo era claro, ¿Como podemos nosotros los hombres aprovechar los efectos que las telenovelas producen en nuestras mujeres? ¿Qué esperanza tenemos ante estas imágenes de Adonises griegos con sus fabulosas vidas y aún más fantásticos abdominales?

La respuesta es simplemente no competir. Es imposible hacerlo, después de todo, las novelas son nada más que fantasías. Sin embargo, si hay algunas cosas que los hombres pueden tratar para hacer que una telenovela cobre vida para su pareja y quizás convertir lo que antes era una tortura en algo que ambos van a disfrutar.

Primero, tenemos que entender con lo que estamos lidiando. En mis años de observación científica, he encontrado que la mayoría de las novelas pueden ser dividas en dos historias básicas- una que llamo “María, llena de drama” y la otra, “La doma de la doña”.
Ambas son protagonizadas por mujeres que, a pesar de los más insuperables obstáculos, logran encontrar el amor y vencer a sus enemigos en un espacio de seis a nueve meses. Aún sin entender ni una sola palabra, es posible seguir la historia si logras conocer bien a los personajes y las tramas típicas de las novelas. Si llegas a hacerlo, podrás utilizar toda esa adrenalina emocional que estos programas producen para tu beneficio. Les voy a compartir todo lo que he aprendido, y si usan esta información inteligentemente, les garantizo que les van a gustar las novelas tanto como a su pareja, así que, caballeros, ¡prepárense!

Novela #1: "Maria, llena de drama"

La historia: Esta narrativa es fácil. Básicamente una chica pobre se enamora de un hombre rico e inalcanzable. Todos, por alguna razón, están en su contra y sin aparentemente nada más importante que hacer, pasan cada hora de cada día maquinando intrigas y trampas para separar a los amantes. Pero no se salen con la suya. Eventualmente, el amor lo vence todo.

Los protagonistas:

La virgen: Esta es la heroína de la novela. Casi siempre es pobre, humilde, increíblemente bella, y por su puesto representa todo lo maravilloso, puro y bueno que hay en el mundo. Es trabajadora, tal vez cuida de algún anciano o de un negocio que emplea a todos sus amigos y vecinos. Por lo general es una verdadera virgen que a pesar de las tentaciones jura que únicamente se entregará al amor de su vida y está dispuesta a esperarlo y proteger su virtud hasta la muerte. La mayor parte del tiempo se la pasa llorando, derramando una sola lágrima que misteriosamente nunca se seca.

El príncipe: Joven y rico, el príncipe es un importante ejecutivo en una compañía dedicada a un negocio que jamás conoceremos. Más importante aún, es imposiblemente buen mozo y tiene una larga lista de conquistas porque la verdad es que no existe mujer en el mundo que pueda resistir sus dientes perfectamente blancos, ni el hermoso brillo de sus ojos. Pero un día, cuando menos lo esperaba, el príncipe accidentalmente se tropieza con la virgen, sus miradas se cruzan, y en ese mismo instante se enamora locamente de ella. A partir de ese momento, renuncia a todas las demás, y no come ni duerme pensando en el objeto de su obsesión y cómo encontrarla para poder darle el amor que únicamente él le puede ofrecer.

La villana: Al parecer después de los 50 años, algo explota en el corazón de las mujeres que las convierte en unos seres crueles y despiadados. Ella es la madre del príncipe y su único deseo es ver a su hijo casado con la mujer que ella ya ha escogido para él. Es extremadamente rica y casi siempre viuda, tal vez porque el único escape que encontró su marido fue la dulce muerte.

La exnovia: Esta mujer es de la misma clase socio-económica que el príncipe, pertenece a otra familia poderosa y también es muy bella. Sin embargo, es insoportable con los demás, engreída y es evidente que solo quiere al príncipe por su dinero. Vamos a llamarla la anti-virgen. Cuando se da cuenta de que el príncipe se ha fijado en otra, pasa cada minuto tramando la muerte de la virgen. Probablemente morirá de su propia mano en un horrible accidente de trafico mientras persigue a la virgen durante una fuerte tormenta.

El final: La villana se verá obligada a aceptar el amor entre la virgen y el príncipe, especialmente después de que la virgen le salvó la vida después de un accidente y ayudó a evitar la ruina del negocio de la familia. Pero para la sorpresa de todos, una vieja criada que ya todos habíamos olvidado revela en su lecho de muerte que la virgen es en realidad la hija de una pareja de ricos que al morir le dejaron todo su dinero a la virgen. Siendo la persona de noble corazón que es, la virgen usa ese dinero para construir una escuela en su barrio o comprar la fabrica que emplea a sus amigos antes de que ésta se vea obligada a cerrar. Esto consolidará su posición como la santa de la comunidad y todos finalmente podrán ser felices.

Tu estrategia: Después de ver una novela como ésta, todo tiene que ser “mi amor te quiero te amo te necesito”. Tu novia tal vez empiece a pensar que existe una conspiración en contra de su relación. Quizás te pregunte si crees que ella es suficiente para ti. ¿Cómo puedes usar estas emociones a tu favor? Toma su mano cuanto antes, mírala fijamente a los ojos y di algo como esto,“¡Yo rechazaría todo el dinero del mundo por ti!”. Pero hay que hacer esa declaración con un tono de voz que refleje el verdadero dolor de ese sacrificio, sino jamás te lo creerá. Hecho correctamente, yo anticiparía ¡besos apasionados!

Novela # 2: “La doma de la Doña”

La historia: Una mujer rica, poderosa, independiente y un poco silvestre (o salvaje??) que ha renunciado al amor trata de luchar contra su creciente deseo por hombres sin camisas hasta que descubre que lo único que le hacia falta era un hombre fuerte que pueda igualar su pasión. El titulo de esta telenovela será algo dramático que refleja la profunda tensión sexual que siente la protagonista, como “La Pasión del (insertar nombre de animal aquí)” o algo que tiene que ver con corazones, como “Corazón Salvaje” o “Corazón En Llamas”.

Los Protagonistas:

La vaquera: Ella es el personaje principal de la novela. Tiene su propio dinero, bastante para ser dueña de un racho con caballos que puede montar todo el día. Siempre lleva el pelo suelto y salvaje y sabe disparar una pistola, acorralar a sus caballos y hasta construir cercas. No tiene ningún uso para los hombres. Heredó el rancho de su padre, que murió en circunstancias misteriosas, y desde entonces, se ha tenido que proteger de las insinuaciones de hombres que solo quieren quitarle sus tierras. Ha jurado que jamás se volverá a enamorar y morirá defendiendo sus pertenencias.

El macho del rancho: Como es bien conocido en el mundo de las novelas, palear excremento de caballos es bueno para los músculos porque este hombre siempre tiene un cuerpo tan increíblemente definido y firme que se opone rotundamente a usar camisas. Siempre está sudado y sin aliento cuando la vaquera se encuentra con él, especialmente después de que ella sale de una dramática reunión con sus enemigos y pretendientes. Al principio ella lo ignora como el peón que es, hasta que un día su pelo largo, rizado cae perfectamente sobre su duro pecho y la vaquera descubre que no puede pensar en nada más que él. Ella trata desesperadamente de rechazar sus pensamientos y libidinosos deseos, lo humilla y lo insulta, pero ahí está él otra vez cortando leña, otra vez rociando agua del pozo sobre su cuerpo….

El don: Este es el jefe de otro rancho y el rival de la vaquera. De alguna manera está detrás de la muerte del padre de nuestra protagonista. La envidia, quiere sus tierras y hará hasta lo imposible por conseguirlas. Causará un incendio que atrapará a la vaquera, pero como todo un superhéroe el macho la salvará. Esto derrite su frío corazón y ahí en medio de las llamas que los consume tendrán su primer encuentro sexual y empezará su romance.

El pretendiente: Es un hombre rico de la ciudad, inútil en el campo y grosero con los empleados. El trata de quitarle el amor de la vaquera a nuestro amigo el macho, pero eventualmente hará o dirá algo indebido y terminará boca arriba de un puño en la cara.

El final: La vaquera se da cuenta de su amor por el macho y la pareja unirá fuerzas para derrotar al don, acabar con el pretendiente y finalmente dejarse llevar por su insaciable pasión y vivir felices para siempre.

Tu estrategia: Después de ver una telenovela como ésta, tendrás que aumentar tus niveles de testosterona, y ¡PRONTO! Encuentra algo que arreglar en la casa o finalmente baja las luces de navidad del techo. Haz cualquier actividad física que te haga sudar y respirar profundo. Ni intentes comparar músculos con el macho, porque vas a perder, pero puedes por lo menos mostrar tu hombría, plantearle el primer beso, y si lo haces correctamente, tendrás que apagar tus propias llamas.

Estoy exagerando un poco, claro, pero la mayoría de las mujeres les dirán que de alguna manera, aunque sutil, las telenovelas influyen en sus expectativas en el romance y el amor. No olvides que ella creció viendo novelas con su abuela, su madre, sus tías y sus hermanas e idealizando el amor telenovelero entre frases como “mi mundo eres tú”, “jamás he amado como te amo a ti”, “no tengo ojos para nadie más". Ellas exigen pasión de sus hombres y esperan perdón por su propio drama. Obviamente no todas las novelas son como las he descrito aquí, pero todas siguen un patrón básico. Aprende esto y no solo aprenderás más sobre lo que quiere tu mujer, sino que talvez logres disfrutar de una buena novela junto a ella.