Aunque es prohibido desde tiempos romanos, basta mirar alrededor de tu ciudad para darte cuenta de que la popularidad del graffiti parece haberse multiplicado.

Aunque muchas veces se los ve como vándalos, atrás de estas pinturas hay artistas de gran calibre. En la historia de hoy, les presentamos una chica que cree que los gobiernos y los grafitteros pueden ponerse de acuerdo en ciertos espacios públicos para descriminalizar esta práctica.