CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

EE.UU. fija la fecha para solicitar el aplazamiento de deportaciones

Por Juan Andrés Muñoz

Por Ione Molinares, CNN

Washington (CNNEspañol.com) — Los estudiantes indocumentados que quieran acogerse al programa que suspende temporalmente las deportaciones bajo ciertos requisitos podrán enviar sus solicitudes a partir del 15 de agosto, anunció este miércoles la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

«Estas políticas promueven el uso eficaz de nuestros recursos, garantizando que no desviamos recursos destinados a la deportación de criminales condenados al perseguir a jóvenes que llegaron de niños a este país y para los que éste es su hogar. La implementación del proceso de la Acción Diferida está en marcha y estaremos listos para recibir solicitudes el 15 de agosto», dijo Napolitano.

Será el primer paso de un proceso en el que también recibirán permisos para trabajar de legalmente en el país.

Ante la Comisión Jurídica de la Cámara de Representantes, Napolitano defendió el programa de Acción Diferida de los ataques republicanos en la audiencia aclarando que no se trata de un decreto presidencial, como muchos críticos aseguran, sino de una medida destinada a hacer más efectivos los recursos de su departamento.

Los republicanos insisten en que se trata de una amnistía. El legislador republicano Elton Gallegy, de California, dijo que la emisión de permisos de trabajo presenta un problema al ya complicado mercado laboral y presionó a Napolitano para que indicara un número específico de personas que recibirían el permiso de trabajo por los dos años que contempla esta medida. Napolitano respondió que no tenía a la mano un número específico.

publicidad

La solución para definir la situación migratoria de millones de jóvenes que llegaron de niños a Estados Unidos ha sido tema de enfrentamientos en el Congreso estadounidense, que lleva más de 10 años considerando la propuesta conocida como Dream Act. En diciembre del 2010 fue el único proyecto que no fue aprobado en un paquete de cinco medidas que consideró el Senado. Los demócratas no lograron apoyo republicano en ese entonces y un grupo de demócratas decidieron votar en contra.

El tema se ha colado también en la campaña presidencial. Los conservadores insisten en que el gobierno de Obama anunció la medida como una jugada política para animar al electorado latino, desanimado por la falta de acción en el tema migratorio.