CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Científico de la NASA dice que el clima extremo es resultado del cambio climático

Por CNNEspañol sjv

(CNN) – ¿Qué tienen en común la ola de calor de Rusia en 2010, la sequía del año pasado en Texas, Estados Unidos, y la ola de calor de Europa en 2003?

Todos son ejemplos de climas extremos causados por el cambio climático, según muestra un nuevo estudio del científico de la NASA James Hansen.

“Este no es un modelo de cambio climático o una predicción sino observaciones de eventos climáticos y de temperaturas registradas”, escribió Hansen en un artículo en el Washington Post presentando el estudio.

“Nuestro análisis muestra que no es suficiente decir que el calentamiento global incrementará la probabilidad de clima extremo y repetir la advertencia de que ningún evento climático individual puede relacionarse directamente con el cambio climático. Al contrario, nuestro análisis muestra que, debido al clima extremadamente caliente del pasado reciente, prácticamente no hay otra explicación distinta al cambio climático”.

El estudio, publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, analiza las temperaturas globales de las últimas seis décadas y encuentra lo que Hansen describió como un “impresionante” aumento en la frecuencia de veranos extremadamente cálidos.

El estudio compara lo que ocurre ahora con lo que ocurría entre 1951 y 1980. En esos años, había temperaturas extremadamente calientes en 0.2% del planeta. Ahora, esas temperaturas cubren cerca del 10% de la superficie terrestre, dijo el estudio.

El análisis deshecha la idea de que los patrones climáticos específicos son suficientes para explicar las anomalíaas extremas de hoy en día. Fenómenos como La Niña siempre han estado presentes, pero que haya extensas zonas de calentamiento extremo sólo es algo que pasa con el cambio climático, dijo el estudio.

“Las probabilidades de variabilidad natural creadas por estos extremos son minúsculas, infinitamente pequeñas. Contar con esas probabilidades serían como renunciar a tu trabajo y jugar la lotería cada mañana para pagar las cuentas”, escribió Hansen.

Hansen dirige la investigación en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA en Nueva York y es un activista ambiental.