Siria e Irán crean un eje de resistencia mientras Aleppo vive "en pánico"

ALEPPO, Siria (CNN) — El presidente de Siria dio la bienvenida este martes a un alto funcionario de Irán, un país amigo y aliado del cada vez más aislado gobierno de Damasco. Mientras, los ataques entre las fuerzas del régimen y los rebeldes sirios causan el pánico y la huida en la capital económica del país.

Varios barrios de Aleppo sufrieron bombardeos este martes por la mañana, según denunciaron activistas opositores. Saeed Jalili, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, se reunió con Bachar al Asad para discutir sobre la guerra civil que empezó hace 17 meses y sobre el rescate de varios iraníes que fueron secuestrados en Siria.

Medios sirios e iraníes reportaron que 48 peregrinos chiitas de Irán fueron secuestrados el sábado pasado, pero los rebeldes afirman que los iraníes son personal militar, algo que ese país niega.

La televisión estatal mostró imágenes de la reunión, la primera aparición en video del presidente desde hace un mes. Jalili pidió a los sirios sentarse y buscar una solución a la crisis, que pasó de una manifestación nacional contra el régimen a un levantamiento civil, luego de que fuerzas del gobierno reprimieron las protestas de marzo de 2011.

“La República Islámica de Irán cree que la solución debe estar basada en el diálogo entre todos los grupos sirios para arreglar los problemas del país y no considera útil un enfoque extranjero”, dijo Jalili, de acuerdo con la televisión estatal iraní.

El ministro de Exteriores de Irán busca a través de canales diplomáticos lograr la liberación de las personas y está en pláticas con otros países sobre Siria.

Irán llamó a consultas al Encargado de Negocios de Suiza para protestar por el secuestro y urgió a Estados Unidos a utilizar su influencia para lograr la liberación. La Embajada de Suiza representa los intereses de Estados Unidos en Irán, debido a que EE.UU. e Irán no tienen relaciones diplomáticas.

El ministro de Exteriores de Irán, Ali Akbar Salehi, visitará Turquía este martes y Siria será parte del listado de temas a discutir, dijo el vocero del Ministerio de Exteriores de Turquía, Selcuk Unal.

La reunión en Damasco ocurre mientras se registra más violencia en Aleppo, la ciudad más poblada de Siria, así como en Damasco y sus suburbios. El grupo opositor Comités Locales de Coordinación de Siria reportó que 115 personas murieron este martes en todo el país.

La televisión estatal reportó que fuerzas especiales atacaron a grupos terroristas en Aleppo, y causaron grandes bajas y heridos. La oposición informó de 23 muertes en Aleppo, incluyendo a 10 prisioneros que fueron “ejecutados”.

“Muchas personas” quedaron heridas en el vecindario de Shaar, que sufre de una crisis humanitaria debido a la falta de doctores y suministros médicos.

Ante la violencia, dos docenas de observadores de la ONU huyeron de la ciudad este martes, uniéndose a civiles que escapan de la batalla entre rebeldes y fuerzas del régimen.

“Hoy hemos sacado al equipo entero de observadores de Aleppo debido al deterioro en la situación de seguridad en la ciudad”, informó Juliette Touma, vocera de la misión de supervisión de la ONU en Siria. Touma aseguró que se trata de algo temporal y que esperan que "el equipo regrese cuando la situación de seguridad lo permita”.

Personas que no han podido dejar la ciudad se refugian en sus casas o en albergues. Temen un derramamiento de sangre mientras el Ejército sirio amasa fuerzas a las afueras de la ciudad.

El Ejército Libre Sirio permanece en varios vecindarios de Aleppo y ha sufrido el ataque de fuerzas del gobierno por días.

La violencia ocurre un día después de la deserción del primer ministro Riyad Hijab, que estuvo en el cargo durante los últimos dos meses. Hijab afirmó que dejó al “régimen terrorista y asesino” y se unió a la revolución.

El caos en Siria causó que 1.316 civiles y 12 soldados huyeran a Turquía este lunes, según el ministerio de Exteriores turco. Entre los militares se encuentra un general brigadier.

“Con las últimas llegadas, el número de sirios viviendo en albergues en nuestro país alcanzó casi los 47.500”, informó el Ministerio, que aseguró que dichos números y el número de sirios en otros países muestran la gravedad de la situación.