CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Fuerzas sirias lanzan ofensiva contra los rebeldes en Aleppo

Por CNN en Español

(CNN) — Fuerzas del gobierno de Siria atacaron este miércoles a los rebeldes en Aleppo, en otro día de batallas por el control de la ciudad más grande y centro del comercio en el país.

La televisora estatal siria informó que las fuerzas armadas mataron y capturaron a “terroristas” o “mercenarios no sirios”.

Un miembro del Ejército Libre Sirio, Abu Ayham al Halaby, dijo que aviones de combate, helicópteros y tanques bombardearon el barrio Salaheddine, donde los rebeldes tienen mayor presencia.

Un guerrillero estaba entre dos de las personas muertas y mucha gente resultó herida, dijo al Halaby.

Un comandante del Ejército Libre Sirio, Abu Hussain, dijo que las fuerzas sirias no lograron entrar al vecinario.

En otras partes de la ciudad, bombardeos aleatorios impactaron en dos edificios residenciales, detalló al Halaby. En otros suburbios se mantuvo el bombardeo durante la noche, según activistas de oposición.

Los ataques fueron registrados en Atareb, Kafrtooneh y Abzamo, provincias de Aleppo, dijeron activistas.

Rebeldes y fuerzas del régimen del presidente Bachar al Asad han luchado en Aleppo durante días, mientras los opositores esperan una ofensiva mayor oficial en la ciudad.

El bombardeo ha afectado seriamente la ciudad y obligado a miles de sus residentes a dejar sus hogares. Civiles que permanecen atrapados en la ciudad sufren para conseguir comida y agua.

Al menos 65 personas murieron en Siria este miércoles, incluyendo a 22 en Hama y 17 en Aleppo, informó la organización opositora Comités de Coordinación Local.

La lucha por Aleppo es una clave en el conflicto, que se convirtió en una creciente guerra civil a nivel nacional después de que las fuerzas oficiales reprimieron a manifestantes pacíficos en marzo de 2011.

Unas 17.000 personas han muerto desde el inicio del conflicto, informó el mes pasado la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La oposición estima esta cifra en 20.000.