CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

Un video pide a parejas en Singapur ser patrióticos y tener un hijo

Por CNN en Español

(CNN) — Para celebrar el Día Nacional de Singapur, la empresa de Mentos creó una campaña en redes sociales para incrementar la tasa de natalidad en el país asiático.

Un video en YouTube, producido por una agencia de publicidad para la compañía pide a los ciudadanos “ponerse a trabajar para hacer un bebe”.

“Este mes de agosto, el día 9, es el momento de cumplir con nuestro deber cívico, y no estoy hablando de discursos, fuegos artificiales o desfiles. Estoy hablando de las cosas después de eso, estoy hablando de hacer un bebé, ¿estás lista?”, sugiere la voz de un hombre en el video a una mujer.

Resulta que el país tiene un “problema” con la disminución de su población. Las tasas de fecundidad están bajando, el crecimiento de la población del país fue del 1% en 2010 y se redujo a 0,5% en 2011, además la población está envejeciendo.

Al igual que muchos países desarrollados, el principal reto de la población de Singapur es disminuir las tazas de baja fecundidad.

“El objetivo es lograr una población sostenible que apoye el crecimiento económico y la cohesión social, para que Singapur siga siendo vibrante y habitable”, asegura un reporte del gobierno.

El país también cuenta con un sitio web gubernamental con servicio de citas, llamado la Red de Desarrollo Social que sugiere desde cómo conseguir pareja hasta los consejos para la primera cita.

Los padres primerizos reciben un apoyo económico del gobierno y sí estos consiguen tener cinco hijos obtienen un bono de 18,000 dólares.

No está claro si el gobierno está involucrado en la campaña de las pastillas de menta que sugiere tener sexo y aumentar la población pero el gobierno de Singapur no ha solicitado la aprobación de la campaña, dijo un portavoz de la firma Bartle Bogle Hegarty al periodico Financial Times.