CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Tres personas murieron tiroteo cerca del campus de la Universidad Texas A&M

Por CNN en Español

(CNN) —Un alguacil de Texas y otras dos personas murieron en el tiroteo de este lunes cerca de la Universidad Texas A&M, informó la policía.

Rhonda Seaton, portavoz del Departamento de Policía de College Station, le dijo a CNN que las tres personas que fallecieron eran el alguacil, el sospechoso, que según las autoridades intercambió disparos con los agentes, y un civil aún sin identificar.

Minutos antes, Scott McCollum del mismo Departamento de Policía le informó a la prensa que varias personas resultaron heridas en el tiroteo, que ocurrió cerca del mediodía a unas cuadras del campus de la Universidad Texas A&M.

Los muertos incluyen a Brian Bachman, de 41 años y alguacil del Condado de Brazos desde 1993.

Un hombre tambíen perdió la vida. La página official de Twitter de la ciudad de College Station identificó la tercera víctima como un “espectador”.

Tres personas más resultaron heridas en el tirotero que incluyen dos agentes, uno de ellos recibió un disparo en una pierna y una mujer, de acuerdo con McCollum.

La Universidad de Texas A&M emitió una alerta marrón a las 12:29 hora local, después de avisar de un “tirador activo”. Unos 15 minutos más tarde, una actualización del reporte en el sitio de la universidad indicó que el sospechoso había sido puesto “bajo custodia”.

La agresión ocurrió en una “área residencial”, aseguró el oficial Jon Agnew del Departamento de Policía de Bryan, una comunidad adyacente a College Station. Las autoridades creen que el área del incidente ya es segura, aunque continúan en busca de posibles sospechosos, detalló Agnew.

El incidente ocurre casi un mes después del tiroteo en un cine de Aurora, Colorado, en el que murieron 12 personas y varias decenas más resultaron heridas; y tras casi una semana del ataque a un templo sij en Wisconsin, en el que murieron siete personas incluyendo al agresor.