CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ecuador

Ecuador concede asilo político a Julian Assange

Por CNN en Español

(CNNEspañol.com) — El gobierno de Ecuador concedió este jueves el asilo político a Julian Assange,  en medio de la tensión diplomática entre Quito y Londres generada por la decisión sobre el destino del fundador de WikiLeaks.

“Ecuador ha decidido conceder asilo diplomático al ciudadano Julian Assange”, dijo el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño en conferencia de prensa donde repasó los argumentos de Assange para pedir asilo y los fundamentos que estudió Ecuador sobre el caso.

“El Gobierno de Ecuador confía en que el gobierno británico proporcionará las garantías” a Assange, dijo Patiño tras dar a conocer la decisión.

Antes de anunciar el sí sobre la petición de asilo de Assange, enfatizó el rechazo de su gobierno por la amenaza del gobierno británico en el sentido de que podría “asaltar” la embajada ecuatoriana para “arrestar” a Assange en las instalaciones de la sede diplomática.

“Ninguna ley (…) puede ser usada para justificar una acción intrusiva” en sedes diplomáticas “en ningún país del mundo”, dijo.

El funcionario dijo que ante esta situación, Ecuador convocó a reunión a los organismos como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Organización de los Estados Unidos Americanos (OEA).

También indicó que “esta cancillería no ha recibido ninguna disculpa, desmentido o ratificación” por parte de Gran Bretaña.

En un discurso televisado el miércoles, Patiño denunció que el gobierno ecuatoriano había recibido una notificación por escrito de las autoridades británicas afirmando que iban a “asaltar” la embajada del país en Londres si las autoridades ecuatorianas no entregaban a Assange a las autoridades británicas.

“No somos una colonia británica”, dijo. “Esos tiempos han pasado”.

En respuesta, un portavoz de la oficina de Relaciones dijo: “El Reino Unido tiene la obligación legal de extraditar a Assange a Suecia para que enfrente las denuncias sobre presuntos abusos sexuales y nosotros estamos decididos a cumplir con esta obligación”.

El portavoz agregó: “Todavía estamos comprometidos a alcanzar una solución mutuamente aceptable”.

WikiLeaks condenó la actitud británica en un comunicado emitido la madrugada del jueves.

“Una amenaza de esta naturaleza es un acto hostil y extremo, que no es proporcional a las circunstancias, y un asalto sin precedentes contra los derechos de los solicitantes de asilo en todo el mundo”, dijo el comunicado.

Cualquiera que sea la respuesta que el gobierno de Ecuador anuncie hoy frente al pedido de asilo de Assange, la tensión se centra en la estrategia de salida del creador de Wikileaks de la sede diplomática en Londres.

En medio de la creciente tensión bilateral entre Quito y Londres, la Cancillería británica advirtió ayer que no permitirá que Assange salga de la Embajada ecuatoriana en Londres. La advertencia llegó a través de un comunicado.

El Reino Unido anticipa que si Ecuador concede asilo al “hacker” no permitirá que abandone el país y evada la orden de extradición a Suecia. “En caso de recibir una petición de salvoconducto para Assange, después de concedido el asilo, será denegada, en línea con nuestras obligaciones legales”.

El pasado 19 de junio, Assange acudió a la embajada de Ecuador para pedir asilo después de que la Corte Suprema británica rechazara una apelación a la decisión de extraditarlo a Suecia para que enfrente las acusaciones de delito sexual.

Dos días después, la Policía Metropolitana informó que había violado las condiciones de su libertad bajo fianza y que sería arrestado si dejaba ese edificio.

Dos mujeres han acusado a Assange de agresión sexual durante una visita que hizo a Suecia en agosto de 2010, en conexión con la divulgación de documentos del Ejército de Estados Unidos por parte de WikiLeaks.

Assange fue arrestado en Gran Bretaña en diciembre de ese año y desde entonces ha tratado de evitar la extradición con el argumento de que es una venganza contra su organización por la publicación de secretos estadounidenses.