(CNNMéxico) — Algunos tabloides y sitios de internet de espectáculos lo han apodado "Enrique, el sucio" (Dirty Harry), aunque el título poco tiene que ver con la película que Clint Eastwood protagonizó en 1971.

Este príncipe es el tercero en la línea de sucesión al trono británico y esta semana vuelve a ser motivo de polémica luego de que el sitio TMZ publicó fotografías de él desnudo de Enrique en una habitación de un hotel de Las Vegas.

En 2005, imágenes del príncipe disfrazado con el uniforme militar nazi indignaron a los veteranos que pelearon en la Segunda Guerra Mundial y a la sociedad británica en general, por lo que tuvo que disculparse públicamente y decir que había sido una "elección mala" de disfraz.

Mónaco al desnudo

Los hermanos Andrea y Pierre Casiraghi, hijos de la princesa Carolina, han corrido la misma suerte del príncipe Enrique de ser fotografiados desnudos.

En 2009, las cámaras de los paparazzi captaron imágenes de Pierre cambiándose el traje de baño dentro de un barco, mientras que a Andrea lo han tomado desnudo en la playa.

A principios de 2012, Pierre, de 24 años, se vio envuelto en una discusión en un bar de Nueva York que llevó al príncipe monegasco al hospital por heridas en la cara.

Todo comenzó supuestamente porque Casiraghi y el grupo de amigos que lo acompañaba agredió verbalmente al empresario Adam Hock, quien golpeó al príncipe y le costó dos días en prisión, según un reporte de la revista People.

Las Middleton en la mira

Desde su entrada con aquel entallado vestido blanco a la abadía de Westminster en la boda de su hermana Kate con el príncipe Guillermo, en abril de 2011, Pippa Middleton ha robado la atención de los tabloides británicos, que la han llamado Su belleza real (Her royal hotness).

Su nuevo vínculo con a la familia real británica le ha costado a la menor de las Middleton compartir junto a su hermana —duquesa de Cambridge— obligaciones, limitaciones y responsabilidades, según un artículo de la revista Quién.

En abril pasado, una fotografía de Pippa en Francia, arriba de un automóvil junto a un amigo que porta un arma de juguete, pudo haber causado un llamado de atención por parte de la casa real en Windsor.

Otras imágenes personales de Middleton se han filtrado a la prensa, como aquella en la que aparece tomando el sol en topless o el de una fiesta privada en la que sale bailando solo con un sostén.

Pero de esta familia, Pippa no ha sido la única en causar polémica... su prima Katrina Darling es una bailarina de cabaré en un espectáculo llamado God save the Queen y será la portada de la revista Playboy en septiembre.

"Fergie", ¿la vergüenza en Buckingham?

La duquesa de York, Sarah Ferguson, no fue invitada a la boda de los duques de Cambridge. La razón se desconoce, pero sin duda Fergie ha estado en el centro de la polémica.

A inicios de la década de 1990, apenas unos años después de su matrimonio, la ahora exesposa del príncipe Andrés fue fotografiada cuando su asesor financiero le lamía los dedos de los pies.

En 2010, Fergie fue filmada mientras trataba de vender "acceso" al príncipe Andrés por más de 700.000 dólares.

Las cámaras "cazaron" al rey

El rey Juan Carlos de España perdió su cargo como presidente honorario de la organización ambientalista World Wild Foundation en el país ibérico, después de la polémica desatada por unas fotografías en las que el monarca aparece junto a un elefante que el mismo cazó en un safari en Botsuana.

En medio de la crisis económica en España y con una tasa de desempleo de 25%, el viaje a África del rey español fue criticado por su costo de 65.000 dólares.

El soberano tuvo que ofrecer una disculpa pública por los hechos.

Dicho incidente ocurrió en medio de una investigación a Iñaki Urdangarin, duque de Palma y esposo de la infanta Cristina, luego de acusaciones de desviar dinero de una fundación para beneficio personal.