Clérigo habría manipulado la evidencia para inculpar a una niña por blasfemia en Pakistán

ISLAMABAD, Pakistán (CNN) – La policía pakistaní dice que un clérigo musulmán plantó la evidencia para implicar a una niña cristiana en un acto de blasfemia contra el Islam, en un nuevo giro del caso que ha avivado la tensión religiosa en ese país y ha atraído el interés mundial.

El imán Khalid Jadoon Chishti enfrentará cargos de blasfemia por romper las páginas del un Corán para usarlas como evidencia contra la niña, dijo el jefe de policía de Islamabad Bin Yamin.

El más reciente desarrollo del caso haría más fácil el camino de libertad bajo fianza para la niña, Rimsha, de 14 años, en su próxima presentación ante la corte.

La policía arrestó a Rimsha el mes pasado después de que un vecino la acusó de quemar hojas que contenían textos del libro sagrado del Islam, el Corán.

Rimsha tenía dos bolsas con ella: una contenía cenizas y otra las hojas parcialmente quemadas, dijo la policía. Ella había utilizado el papel como combustible para cocinar, dijeron las autoridades.

Aunque el abogado de Rimsha dijo que nadie de hecho vio a la niña quemando los papeles, el vecino le llevó las bolsas a Chishti –el clérigo del vecindario- para guardarlas como evidencia.

Christi no estaba seguro si con sólo quemar páginas con los textos del Corán sería suficiente para condenar a Rimsha por cargos de blasfemia, dijo Munir Jaffery, investigador del caso.

Así que el imán agregó dos páginas del propio libro a la bolsa para reforzar el caso, dijo Jaffery.

La policía arrestó a Chishti el sábado después de que tres testigos le contaran a un juez las acciones del imán.

El religioso fue enviado a prisión por 14 días, acusado de manipulación de evidencia.

Chishti ha negado las acusaciones, dijeron las autoridades.

Yamin, jefe de policía, estableció una distinción entre las acusaciones contra el hombre y la niña, diciendo que Rimsha es una menor ingenua, mientras que el imán está altamente educado en estudios religiosos y cometió el acto de blasfemia deliberadamente.

Insultar al Islam provoca reacción inmediata y generalizada en Pakistán, una nación predominantemente musulmana. Su polémica ley de blasfemia hace que el crimen sea castigado con muerte. Los críticos han dicho que la legislación está siendo usada para perseguir a las minorías.

Salman Taseer, gobernador de la provincia de Punjab, quien ha criticado la ley, fue asesinado por su guardia de seguridad el año pasado. Luego una corte suspendió la pena de muerte contra el guardia.

En el caso de Rimsha, alrededor de 150 personas se reunieron el 17 de agosto –el día de su arresto- en el área en donde vive la población cristiana del vecindario y amenazaron con quemar sus casas, dijo la policía.

Las familiares de la niña están escondidos.

Durante una tensa audiencia el sábado, los abogados musulmanes que piden que Rimsha permanezca en prisión discutieron a gritos con el juez. Ellos proporcionaron una lista de razones por las que la niña debería ser detenida, incluyendo el interrogante sobre si la niña le dio a su abogado el poder de su defensa.

Un juez ordenó investigaciones sobre más detalles sobre su poder de defensa y pospuso la audiencia para el lunes.

Se suponía que el jueves se iba a producir una decisión, pero fue aplazada para que las autoridades pudieran responder las preguntas sobre su historia médica.

“Todas estas son las tácticas de retraso de los abogados para mantener a la niña en prisión”, dijo su abogado, Tahir Naveed Choudhry.

Sus abogados se subieron a un coche y salieron rápido de la audiencia el sábado por razones de seguridad. Rimsha no asistió.

Las autoridades pakistaníes han recibido presión para garantizar la seguridad de Rimsha en medio de las preocupaciones de que si es liberada bajo fianza, los musulmanes enfurecidos busquen tomar represalias.

Choudhry ha buscado obtener la libertad bajo fianza, diciendo que ella es legalmente una menor y debería estar con sus padres en lugar de estar en una cárcel con adultos.

El abogado citó un reporte de una junta médica independiente que dice que la niña tiene 14 años. Los doctores que la examinaron también concluyeron que su edad mental es inferior a su edad cronológica y que sufre de síndrome de Down, dijo.

La policía ha dicho que la niña es analfabeta y que negó saber que había versos del Corán en los documentos que supuestamente quemó.

Choudhry dice que espera que el juicio dure dos años. Rimsha permanecerá bajo custodia durante el jucio si lla libertad bajo fianza es negada, dijo.

Si es juzgada como menor, podría recibir una sentencia más leve en caso de ser condenada. Como adulto, enfrenta cadena perpetua por blasfemia, dijo su abogado.

El arresto del imán podría llevar a que se reexaminaran las acusaciones contra la niña, dijeron las autoridades en domingo.

“tenemos evidencias contundentes contra el clérigo”, dijo Naveed Chaudhry, asesor del presidente de Pakistán. “El abogado de Rimshi irá a corte a pedir la libertad. Ella podría ser puesta en libertad el lunes con base en esta evidencia”.