Estados Unidos suspende el entrenamiento de policías afganos por aumento de ataques
Miembros de la Policía de Afganistán durante un entrenamiento en la base de Narizah, en la provincia de Khost.

Por Masoud Popalzai, CNN

KABUL, Afganistán (CNN) –  La Fuerza de Operaciones Especiales de Estados Unidos suspendió el entrenamiento de policías afganos mientras revisa los antecedentes de los policías actuales tras el aumento de ataques contra las tropas de la OTAN de parte de fuerzas afganas, dijo un oficial el domingo.

La orden se produce después de los reportes del asesinato de más de 40 soldados de la OTAN este año por miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán o por insurgentes vestidos como policías o soldados afganos.

“Las operaciones conjuntas continuarán, incluso a pesar de que hemos suspendido temporalmente el entrenamiento de cerca de mil nuevos policías mientras investigamos los antecedentes de los miembros actuales”, dijo el coronel Thomas Collins, vocero de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, ISAF por sus siglas en inglés.

“Aunque confiamos por completo en nuestro pares afganos, creemos que este es un paso necesario para validar nuestro proceso de investigación y para asegurar el factor de calidad en la policía local afgana”.

La Fuerza de Operaciones Especiales de Estados Unidos ha sido encargada de entrenar a la policía afgana como parte de un esfuerzo por reforzar las fuerzas afganas antes del retiro de las tropas estadounidenses.

“Esta es una suspensión temporal y estamos de acuerdo con ellos pues estamos en una buena posición en términos de cantidad en la policía”, dijo Sediq Seddiqi, vocero del Ministerio del Interior de Afganistán.

“Esta medida temporal sólo es para revisar el proceso de investigación de antecedentes y volverlo a hacer. La suspensión no tendrá ningún impacto en la misión de entrenamiento de la OTAN/ISAF en Afganistán”.

No está claro por ahora cuándo se suspenderá el entrenamiento, cuánto durará o qué efecto tendrá en el retiro de las tropas estadounidenses.

Un estimado de 25% de los ataques hechos por las fuerzas de seguridad afganas contra tropas aliadas en Afganistán es ejecutado por talibanes infiltrados, dijo el general John Allen, comandante de la ISAF. El Pentágono dice que esa cifra es de 10%.

La suspensión se produce días después de que tres soldados australianos fueran asesinados por un soldado afgano. Un total de 14 soldados de la OTAN fueron asesinados en agosto en ese tipo de ataques.