(CNN) - Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna, fue homenajeado este jueves en la Catedral Nacional de Washington en una ceremonia de recuerdo llena de menciones al cielo y la tierra.

Cientos de personas, entre ellas familiares de Armstrong y compañeros astronautas, abarrotaron el templo para "celebrar la vida de Armstrong", tres semanas después de su muerte a los 82 años.

El deán interino de la catedral, el reverendo Francis H. Wade, dijo que la ceremonia era una oportunidad de "dar gracias por una vida bien vivida y un servicio noblemente prestado".

Armstrong se hizo mundialmente famoso al encabezar la misión del Apolo XI y ser el primer humano en pisar la Luna el 20 de julio de 1969.

La ceremonia intercaló la música con las oraciones, en las que se describió a Armstrong como un hombre extraordinario que realizó obras extraordinarias pero manteniendo su humildad, ya que siempre trató de repartir el crédito y la fama que recibió entre los miles de ingenieros, científicos, técnicos y astronautas que trabajan para la NASA.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, amigo personal de Armstron, lo llamó el "más reacio de todos los héroes".

"Con su humildad y gracia fuera de lo común, Neil captó lo mejor del carácter del estadounidense y lo mostró al mundo", dijo.