6 grandes escritores que nunca recibieron el Nobel

(CNNMéxico) — Reconocidos autores de la Literatura universal en el siglo XX nunca tuvieron en sus manos el Premio Nobel de la Academia Sueca y pasaron a la historia como los "Nobel" perdidos.

El proceso de selección y adjudicación de los afamados premios ha sido criticado y la polémica por la entrega a unos y no a otros siempre será tema de discusión. Por estos días se empezaron a entregar los galardones en las diferentes disciplinas que premia el Nobel. ¿Quién será el ganador en Literatura en 2012?

Estos 6 prestigiosos escritores jamás obtuvieron el Nobel a las letras:

Tolkien y su prosa de "segunda"

A principios de 1961, la Academia Sueca decidió no otorgarle al escritor J. R. R. Tolkien el Nobel de Literatura se reveló.

En ese entonces, Anders Österling, miembro del jurado consideró que la obra del escritor de origen británico no estaba “a la altura de la narración de alta calidad”, según revelan los dictámenes que se pueden abrir solo 50 años después del veredicto.

Sin embargo, esa narrativa "pobre" llegó a conquistar la pantalla grande años después de la muerte de Tolkien, cuando se creó una exitosa franquicia en torno a su obra El señor de los anillos.

Este lunes la editorial HaperCollins anunció la publicación de un poema inédito escrito por Tolkien un año antes de El Hobbit, inspirado en los últimos días del rey Arturo.

El Nobel que Borges nunca encontró en su "Aleph"

María Kodama, viuda del argentino Jorge Luis Borges, asegura que la literatura española vivió dos grandes cambios en el siglo XX a través de Rubén Darío, en la poesía, y en Borges, en la prosa.

Borges falleció en 1986 sin ser galardonado con el premio Nobel de Literatura, pese a haber sonado como uno de los favoritos al reconocimiento durante casi 20 años antes de su muerte.

Las razones de esta omisión en el autor del Aleph, quien en 1980 recibió el premio Nacional de Literatura Miguel de Cervantes, puedan haber sido políticas, en una época en la que en Argentina y Chile se vivía una dictadura, y de las cuales el escritor aceptó condecoraciones.

Pero hasta que los dictámenes de la Academia Sueca cumplan 50 años se podrán revelar las razones por las que el escritor argentino no pudo vanagloriarse con un Nobel.

Carlos Fuentes y el Nobel inconcluso

Carlos Fuentes, uno de los autores mexicanos con más presencia en el mundo, reconocido con el Premio Cervantes en 1987 y el premios Príncipe de Asturias en 1994, fue uno de los escritores más sonados para ganar el premio Nobel de Literatura.

El autor de La región más transparente falleció en mayo de 2012 sin alzarse con el Nobel.

Tras ser reconocido como uno de los impulsores del llamado boom latinoamericano, Fuentes dijo en una entrevista con el diario La Razón en 2003 que el no haber recibido el Nobel hasta entonces ya no le inquietaba en absoluto: "mi momento para el Nobel ya pasó" y dejó esa oportunidad para una nueva generación de escritores.

Tolstoi, ni guerra ni paz con la Academia Sueca

Leon Tolstoi, uno de los más importantes novelistas del siglo XIX y principios del XX, marcó precedente con su obra La guerra y la paz, la cual fue traducida a varios idiomas y leída en casi todo el mundo.

Cuando se entregó el primer premio Nobel de Literatura en 1901 se pensó que la Academia Sueca se lo otorgaría al escritor ruso, sin embargo, fue el poeta francés Sully Prudhome, quien recibió el honor.

La Academia Sueca consideró la obra de Tolstoi una "animadversión hacia la cultura", así como una controvertida crítica al Estado y la Iglesia, según un libro publicado por el académico sueco Kjell Espmark, que intenta explicar los mecanismos por los que se conceden los premios Nobel.

Ante la inconformidad de algunos lectores de Tolstoi, el escritor ruso dijo sentirse contento del rechazo de la Academia, pues se habría salvado del gran problema de cómo usar ese dinero. "Estoy seguro que ese dinero solo puede traer maldad", declaró.

Paul Valéry, el simbolista incomprendido

El escritor francés Paul Valéry estuvo nominado 12 veces al premio Nobel de Literatura entre 1930 y 1945, y cuando la Academia Sueca estaba considerando darle el galardón, ese mismo año Valéry murió.

En el libro The Nobel Prize: A history of Genius, Controversy, and Prestige, Burton Fieldman apunta a que esta tardanza por parte de la Academia se debió a la resistencia por parte del jurado a la poesía modernista.

Pero en la década de 1940 se respiró un nuevo aire en el comité para el premio Nobel de Literatura, el mismo que premió a escritores de William Faulkner y T.S. Elliot, un escritor influido en la tradición simbolista de Valéry.

Una "odisea" lograr el Nobel para James Joyce

Para el premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, la obra Ulises (1922) de James Joyce cambió el curso de la novela en el mundo.

Sin embargo, este escritor irlandés que lleva el clásico de Homero, la Odisea y su personaje de Ulises al Dublin de principios del siglo XX, nunca fue nominado al premio Nobel.

Según el académico sueco Kjell Epsmark, Joyce corrió la misma suerte de Paul Valéry, ante una Academia tradicionalista y sin un reconocimiento "apropiado" a su trabajo "ni siquiera en los países de habla inglesa".

En la actualidad, el mundo de la literatura festeja a Joyce con el Bloomsday, cada 16 de junio, día en que transcurre la trama de Ulises. Este año sus seguidores llevaron la vigencia de la obra del irlandés a las redes sociales al escribir en tuits su experiencia con la novela.