CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Obama y Romney debaten sobre el mundo pero se olvidan de América Latina

Por cnninvitationsaccount

(CNN) – Fue el último debate entre Barack Obama y Mitt Romney antes de las elecciones del 6 de noviembre, al que ambos llegaron igualados en las encuestas. El escenario: Boca Raton, Florida, uno de los estados clave en la elección. Los temas: política internacional. Ambos candidatos se pasaron prácticamente todo el cara a cara de este lunes hablando de Libia, Siria, Irán, Afganistán, Rusia, China… pero se olvidaron de América Latina.

Romney fue el único que mencionó la región al referirse a las oportunidades comerciales que Estados Unidos debe aprovechar en la zona.


Obama trató de resaltar la inexperiencia en política exterior de su rival, mientras el candidato republicano defendía sus posiciones promocionando una estrategia que describió como reflexiva y global para luchar contra el extremismo.

Durante el cara a cara, Romney aplaudió los esfuerzos de Obama para matar a Osama bin Laden y otros líderes de Al Qaeda, pero insistió en que “no podemos salir de este problema matando más personas” y abogó por “una estrategia global” para frenar el extremismo violento en el Medio Oriente.

“La clave es conseguir que el propio mundo musulmán rechace el extremismo”, dijo Romney, abogando por promover el desarrollo económico, la mejora de la educación, equidad de género y ayudar a crear instituciones.

Obama respondió con dureza y criticó a su oponente en una serie de cuestiones de política exterior – alegando que Romney ha apoyado posiciones que han perjudicado a los Estados Unidos u ofrecido a veces puntos de vista contradictorios.

“Lo que tenemos que hacer con respecto a Medio Oriente es un lograr un liderazgo fuerte y estable para contrarrestar al liderazgo errado y desordenado que existe en la región”, dijo el presidente.

Los candidatos también se enfrentaron acerca de la manera en cómo Washington debe responder a la guerra civil en Siria.

Al referirse a la necesidad de proveer armas a los combatientes opositores al presidente Bashar al-Assad, Romney aseguró que Obama no ha disminuido suficientemente la violencia que ha dejado a decenas de miles de personas muertas y ha desestabilizado la región.

“Debemos cumplir el rol de líderes”, añadió Romney.

Romney acusó a su rival demócrata de mostrar debilidad internacionalmente por acercarse a Hugo Chávez, Fidel Castro y Mahmoud Ahmadineyad.

“Desde el principio, el presidente, en su campaña hace 4 años dijo que se reuniría con todas las peores figuras del mundo en su primer año. Se sentaría con (el mandatario venezolano, Hugo) Chávez y (el norcoreano) Kim Jong-Il, con (el exgobernante cubano Fidel) Castro y con el presidente (iraní, Mahmud) Ahmadineyad”, apuntó Romney.

El republicano consideró que esas propuestas eran un “honor inusual” del presidente de Estados Unidos y que esa postura era una forma de expresar debilidad donde debería haber “fortaleza de EE.UU.”.

“Entonces el presidente empezó lo que yo llamo la gira de la disculpa yendo a varias naciones en Oriente Medio y a criticar a EE.UU. Creo que ellos vieron eso como una debilidad”, manifestó
Romney.

En lo que prácticamente fue la única mención a América Latina, Romney dijo: “Lo que hemos visto en los últimos cuatro años no es algo que quiera ver en los próximos cuatro años. Haré que Estados Unidos vuelva a funcionar: independencia energética… aumento del comercio, sobre todo en América Latina, no hemos aprovechado las oportunidades allí. Su economía es casi tan grande como la de China. Latinoamérica es una gran oportunidad para nosotros, la franja horaria, el idioma…”