Habitantes de Malvinas votan para decidir si las islas siguen siendo británicas
El referéndum en las Malvinas cuenta con el apoyo del gobierno británico. En la foto, una bandera del Reino Unido en Puerto Stanley.

Por Laura Smith-Spark, CNN

(CNN) – Los habitantes de las islas Malvinas votan en un referendo sobre su estatus político este domingo y lunes, en un momento de crecientes tensiones entre Argentina y Reino Unido por la soberanía del territorio.

En 1982, los dos países se enfrentaron en una guerra por las islas, conocidas por los británicos como Falklands, después de que el entonces gobierno militar argentino desplegara tropas en las islas.

Según la asamblea legislativa de las Malvinas, la votación busca afirmar el deseo de los isleños de seguir siendo un territorio de gobierno propio del Reino Unido y rechazar el reclamo de soberanía de parte de Argentina.

La pregunta para los votantes es: “¿Desea que las islas Falkland mantenga su actual estatus político como un territorio de ultramar del Reino Unido?”.

EL gobierno británico apoya el referéndum de dos días.

Pero la embajada argentina en Londres dijo en un comunicado el viernes que el referéndum no tiene legitimidad, considerándolo como “un intento más de los británicos para manipular el asunto de las islas Malvinas”.

Debido a que el área alrededor de las Malvinas está bajo una disputa de soberanía, la embajada dice que “Reino Unido no tiene derecho de alterar el estatus legal de esos territorios, ni siquiera bajo el pretexto de un hipotético ‘referéndum’”.

Presidenta argentina condena el ‘dominio colonial’

En enero, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner escribió una carta abierta, publicada en la prensa británica, en donde le pedía a Reino Unido devolver las islas y lo acusaba de colonialismo descarado.

“Los argentinos en las islas fueron expulsados por la Armada Real y el Reino Unido subsecuentemente empezaron un proceso de implantación de población similar al aplicado en otros territorios bajo dominio colonial”, escribió.

El gobierno británico acusa a Buenos Aires de intentar de “coaccionar” a los residentes de las Malvinas para volverse parte de Argentina a través de la intimidación a los involucrados en la exportación de productos de la pesca y del petróleo, y por medio de esfuerzos para aislar más las remotas islas al limitar su acceso al mar.

Localizadas en el océano Atlántico Sur, alrededor de 480 kilómetros al este de la punta de Suramérica, las Malvinas han sido codiciadas por mucho tiempo debido a su posición naval estratégica y a su potencial de recursos naturales, incluyendo pescaderías lucrativas y una creciente industria de extracción petrolera.

Las islas, que recaudan sus propios impuestos pero que dependen del Reino Unido para defensa y política extranjera, son uno de los 14 Territorios Británicos de Ultramar y han estado bajo mandato británico desde 1833.

Más de 2.500 personas de 60 naciones viven y trabajan allí, según cifras de la página web del gobierno de la isla, así como tropas en el complejo militar británico Mount Pleasant. Muchos residentes son de origen británico.