(CNNEspañol) - República Dominicana se proclamó por primera vez campeón del Clásico Mundial de Beisbol al derrotar a Puerto Rico por blanqueada de 3-0, en la gran final disputada en el AT&T Park de San Francisco.

El conjunto quisqueyano hizo historia en esta competencia al proclamarse campeón invicto tras ganar los ocho cotejos que disputó, lo que no había logrado en las dos primeras ediciones que ganó Japón, primero con récord de cinco ganados y tres perdidos y después con marca de siete victorias y un descalabro.

Para la novena dominicana, este título tiene un sabor a revancha, ya que en la edición anterior sufrió un estrepitoso fracaso al ser eliminado en la primera ronda de la justa celebrada en 2009.