(CNN) - Al menos 42 personas murieron y 84 más resultaron heridas, tras un ataque suicida en la mezquita de al-Iman, en Damasco, según informó este jueves la televisión estatal siria.

Entre los fallecidos se encuentra el alto clérigo sunita sirio, Dr. Mohammad Said Ramadan al-Bouti, quien estaba impartiendo una clase religiosa en la mezquita.

Hasta el momento, nadie se ha responsabilizado de los hechos, pero el clérigo al-Bouti es odiado entre los rebeldes sirios por su apoyo al gobierno de Bachar al Asad.

En uno de sus últimos sermones en una mezquita en Damasco, al-Bouti llamó a los sirios para que respalden al gobierno de al Asad y condenó a los rebeldes de "terroristas".

Se ha vuelto común en estos ataques de violencia en el que perecen civiles que tanto el gobierno sirio como la oposición, se culpen los unos a los otros de estar detrás del ataque.

Más de 70.000 personas han muerto en el país desde que comenzaron los disturbios hace dos años, según informan las Naciones Unidas.