Ghassan Hitto, el empresario de Texas que lidera a los rebeldes de Siria
Ghassan Hitto es el nuevo jefe del gobierno interino de la oposición siria.

(CNN) — Ghassan Hitto trabajó como gerente de tecnologías de la información en una oficina de Texas. Ahora está del otro lado del mundo, como nuevo líder del gobierno provisional de la oposición de Siria.

Seguramente utilizará su amplia experiencia como gerente —perfeccionada tras años como ejecutivo en Dallas y como activista musulmán en su Siria natal— para administrar las grandes extensiones del territorio arrebatado al gobierno de Bachar al Asad durante la encarnizada guerra civil.

Quienes han trabajado con Hitto están orgullosos de sus logros y están convencidos de que le irá bien.

Oday Shahin, líder de una comunidad musulmana en Dallas, cree que Hitto aprovechará las oportunidades que se presenten en este “momento histórico” para Siria. Lo considera sagaz, sincero, apasionado, inspirador, muy respetado y un “líder por consenso”.

"Es uno de esos ejecutivos que te impresionan en las reuniones. Sabe de lo que habla”, dijo Shahin. “Está sacrificando su carrera. Está sacrificando a su familia. Está sacrificando su seguridad”.

La vida de Hitto se divide entre el Medio Oriente y Estados Unidos. Tiene doble ciudadanía: estadounidense y siria. Nació en Damasco en 1963 y pasó gran parte de su vida escolar y laboral en Estados Unidos, primero en Indiana y después en Texas.

Se graduó de Ciencias Informáticas y Matemáticas en la Universidad de Indiana y la Universidad Purdue en Indianápolis y más tarde obtuvo una maestría en Administración de Empresas en la Universidad Wesleyan de Indiana. Trabajó como alto ejecutivo de una empresa de tecnologías de la información en Dallas durante más de una década.

Activista estadounidense apasionado

Se casó con Suzanne Hitto y tienen cuatro hijos; uno de ellos, Obaida, ha trabajado con la oposición en Siria y resultó herido en un bombardeo. Ghassan Hitto apoya a su hijo, quien cambió los estudios de Derecho por ir a ayudar a las familias en Siria.

“Mi hijo Obaida me consultó al empezar la revolución, me pidió permiso para ir a Siria y participar en las labores de ayuda y primeros auxilios. En vista de la difícil situación, accedí sin vacilar”.

“Ahora trabaja con sus camaradas revolucionarios, envía información y ayuda a gente en dificultades; estoy orgulloso de él. Claro que pido a Dios todopoderoso que me lo traiga a salvo y que permita que todos los jóvenes sirios volver con su familia sanos, salvos y victoriosos”, dijo Hitto recientemente.

Durante sus años en Texas, Hitto se involucró en el servicio a la comunidad, trabajó como miembro de la directiva de una escuela musulmana —la Academia Brighter Horizons— y en la Fundación para el Servicio Islámico, una organización sin ánimo de lucro que se “dedica a establecer una institución educativa que propicie un ambiente islámico”.

Su esposa da clases de inglés en la academia en la que se graduaron tres de sus hijos. La academia declaró que las “habilidades gerenciales y de liderazgo” de Hitto ayudaron a los grupos y fomentaron sus éxitos.

“Cuando fue voluntario, lo vimos como un hombre práctico con gran experiencia gerencial. Siempre con mente abierta y abierto a las discusiones. Se condujo con la mayor honestidad e integridad”, declaró la academia en un comunicado.

“En nuestra comunidad echaremos de menos su talento para reunir a la gente para el bien común. Sus habilidades gerenciales y de liderazgo beneficiaron enormemente a nuestras organizaciones”, señaló la academia.

Cuando estalló la Primavera Árabe hace dos años, Hitto se entregó de lleno al activismo. Fundó el Consejo Sirio Estadounidense, la Coalición para la Siria Libre y la Fundación de Asistencia Shaam.

El contacto con Siria

“El señor Hitto era el primero en recaudar fondos para enviar la muy necesaria ayuda humanitaria a los sirios, así como para crear conciencia sobre lo que está ocurriendo en Siria”, declaró la Fundación de Asistencia Shaam.

Cuando visitó la región, se involucró con la Coalición Nacional Siria y fue el comisionado de ayuda humanitaria de la oposición, a cargo de repartir la ayuda en las zonas arrebatadas al gobierno de Al Asad, declaró la fundación.

Hace algunos meses, pidió permiso para ausentarse de su empleo en Texas y dedicarse a trabajar con la Unidad de Coordinación de Asistencia de la Coalición. Esa entidad es responsable de establecer relaciones con organizaciones no gubernamentales y de aumentar el flujo de ayuda hacia Siria.

Durante una protesta el año pasado en Texas, la Marcha por los Niños de Siria, Hitto manifestó abiertamente su pasión contra el gobierno de al Asad.

Habló orgulloso de las actividades de su hijo en la región siria de Deir Ezzor y compartió el punto de vista de Obaida sobre la situación moral de los ciudadanos. Describió la violencia del gobierno en contra de los niños e imploró la ayuda de las decenas de personas que escuchaban.

"El pueblo sirio”, dijo, “es un pueblo orgulloso. No es nuestra costumbre pedir ayuda. Esto es nuevo para nosotros”. Sin embargo, la gente que muere de hambre o está herida necesita ayuda, dijo, y la ayuda puede provenir de Dallas a través de las donaciones.

Un forastero toma las riendas

Shahin, el líder comunitario musulmán de Dallas, dijo que cree que Hitto es el hombre perfecto para el trabajo en Siria: una mezcla de forastero y nativo. Espera que Hitto “piense en una solución que acomode a la mayoría de las personas”.

“En una época en la que hay tanto lastre en Medio Oriente, necesitan a un forastero. Él es un forastero porque no tiene lealtades políticas”. Hitto tiene ancestros kurdos, una de las muchas minorías étnicas de Siria.

La opinión general sobre la guerra civil en Siria es que el gobierno de al Asad está en manos de los alauíes; los árabes suníes representan gran parte de la oposición. Sin embargo, hay muchos grupos más en Siria, tanto étnicos como religiosos, y las cuestiones de lealtad pueden ser complicadas e indefinidas. El que se haya elegido a Hitto indica que la oposición intenta ser incluyente.

Hitto ganó el puesto en una votación entre los miembros de la Coalición Nacional Siria que se efectuó el martes. Recibió 35 de 48 votos durante una reunión en Estambul, en donde los grupos de la oposición siria establecieron su base.

Salman Shaik, director del Centro Brookings Doha, dijo en un ensayo que muchos sirios sospecharán de Hitto y del apoyo que recibe de la Hermandad Musulmana, un movimiento suní al que algunas personas consideran radical y que ha sido brutalmente atacado por el partido baathista que gobierna desde que el padre de Al Asad, Hafez, lideraba a Siria.

“Desde que se hizo el anuncio, he escuchado que tanto las personalidades nacionalistas sirias como algunos miembros de las comunidades minoritarias —dentro y fuera del país— hablan con desdén de la medida”. Para ellos, escribió, Hitto es un “peón de la Hermandad Musulmana en Siria”.

“Existe la impresión de que la Hermandad Musulmana permitió el nombramiento de Hitto con la ayuda de los actores regionales clave para entrar por la puerta grande y tomar el control del movimiento opositor de Siria”.

Aunque esas opiniones fueran “exageradas”, Shaikh dijo que deberían ser preocupantes. “El nombramiento del primer ministro interino de Siria debería ser un momento decisivo para todos los sirios. Si resulta no serlo, no será un buen presagio para el inminente periodo de transición posterior a Al Asad”.

El miércoles, el legislador republicano de Texas Ted Poe preguntó a Robert Ford, embajador de Estados Unidos en Siria acerca de los lazos entre Hitto y la Hermandad Musulmana.

Durante una audiencia ante el Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes, Ford dijo a Poe que había visto a Hitto en dos ocasiones. “Me dio la impresión de ser más texano que de la Hermandad Musulmana”, dijo Ford. “No sé cuales sean sus filiaciones políticas, pero sé que tiene una perspectiva tolerante de la sociedad siria. No es para nada un extremista religioso”.

Shahin dijo que el gobierno de al Asad tratará de asociar a Hitto con la Hermandad. Sin embargo, Hitto sólo está relacionado con la comunidad musulmana y es estadounidense, con todo lo que eso conlleva, dijo.

Hitto llevará consigo los valores estadounidenses de la libertad, la justicia y el mérito que trascienden a la identidad tribal y étnica, declaró Shahin. Espera que la ciudadanía estadounidense de Hitto le ayude a entablar una relación cercana con Estados Unidos.

El discurso de la Hermandad es “lo que diría típicamente alguien que tiende más a lo seglar. En vez de consolidar las diferencias a través del diálogo político, muchas personas recurrirán a la palabra ‘islamista’ para obtener mayor apoyo de Occidente”; dijo Shahin.

Shahin dijo que con la ayuda de Hitto, algún día Siria madurará y la identidad de su gente se basará en los valores y no en la tribu”. Sin embargo, será una tarea ardua, dijo.

“Imagina que estás en un país en el que todos espían a todos. La gente sospecha de todo”, dijo, haciendo referencia al aparato político de al Asad. “Tendrá que romper muchos tabúes”.

(Hamdi Alkhshali, de CNN, colaboró en este reportaje)